• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las protestas comenzaron apenas fue detenido el rapero Pablo Hasel en la mañana del martes anterior por delitos asociados a "enaltecimiento del terrorismo" e "injurias a la Corona".

Las protestas comenzaron apenas fue detenido el rapero Pablo Hasel en la mañana del martes anterior por delitos asociados a "enaltecimiento del terrorismo" e "injurias a la Corona". | Foto: EFE

Publicado 22 febrero 2021


Blogs



Casi una semana de protestas, disturbios y represión se han saldado con un centenar de detenidos y agitación política.

Las protestas por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasel la semana pasada, las cuales se han extendido por todo España, aunque con epicentro en Cataluña vivieron este domingo su sexta noche  y sumó nuevos detenidos, en especial en Barcelona.

LEA TAMBIÉN: 

Se cumple en España la quinta jornada en favor de Pablo Hasel

En la comunidad autónoma de Cataluña, los Mossos d'Esquadra (Policía local, distinta del cuerpo de Policía Nacional) han detenido a 109 personas desde el pasado martes 16, cuando se iniciaron las manifestaciones de protesta para reclamar la libertad de Hasel, encarcelado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Durante seis noches consecutivas, la violencia callejera y la represión policial han sido las protagonistas tras las manifestaciones en apoyo al rapero, pues se han producido numerosos desórdenes públicos, como quema de contenedores de basura; lanzamiento de objetos contundentes contra los agentes de los Mossos y saqueos de comercios de la Ciudad Condal.

La policía, por su parte, ha respondido con el uso de balas de goma, las cuales han provocado, por los menos, la pérdida del ojo a una de las manifestantes; al tiempo que han trascendido denuncias sobre el uso excesivo de la fuerza contra quienes protestan.

La mayoría de las fuerzas políticas ha condenado estos disturbios, aunque el grupo de izquierda Unidas Podemos, que forma parte del Gobierno español, se ha negado a sumarse al coro de condenas, por considerarlo "hipócrita".

El tema de las protestas se ha vuelto parte del debate político y ha sido utilizado como arma arrojadiza entre los partidos, denuncian desde Podemos.

El responsable de Interior del Gobierno catalán, Miquel Sàmper, afirmó ayer que, bajo su punto de vista, faltó "contundencia" de "todas las fuerzas políticas y sociales" para pedir que las protestas no derivasen en disturbios y consideró que lo ocurrido en Cataluña desde el martes "no es derecho de manifestación".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.