• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Papa Francisco se ha pronunciado de forma regular en defensa de los derechos de las mujeres durante su periodo de pontificado.

El Papa Francisco se ha pronunciado de forma regular en defensa de los derechos de las mujeres durante su periodo de pontificado. | Foto: EFE

Publicado 1 enero 2020





La homilía de este 1° de enero estuvo centrada en la figura femenina, ya que este día la Iglesia conmemora la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios.

Este 1° de enero el Papa Francisco denunció el abuso contra la mujer en las sociedades modernas, como parte de su primer mensaje del año, y pidió el fin de la explotación femenina por su cuerpo, coincidiendo con la celebración del día de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios.

LEA TAMBIÉN:

Papa Francisco celebra su 83° cumpleaños

"Toda violencia infligida a la mujer es una profanación de Dios", dijo el pontífice en su primer sermón del año.

"Cuántas veces el cuerpo de la mujer se sacrifica en los altares profanos de la publicidad, del lucro, de la pornografía, explotado como un terreno para utilizar (...) El cuerpo de la mujer debe ser liberado del consumismo, debe ser respetado y honrado", agregó.

Su pronunciamiento tuvo lugar en la Basílica de San Pedro ante miles de personas, acto en el cual defendió, además, los derechos de las mujeres a emigrar en busca de mejores oportunidades futuras para sus hijos, y condenó la avaricia de algunos.

Este tema ha sido tratado varias veces por el jefe del Vaticano, quien se ha pronunciado de forma regular en defensa de los derechos de las mujeres durante su periodo de pontificado.

Precisamente en abril pasado instó a la Iglesia Católica Romana a reconocer una historia de dominación masculina y abuso sexual de mujeres en sus predios.

"De cómo tratamos el cuerpo de la mujer comprendemos nuestro nivel de humanidad", recalcó el Papa argentino.

Además, dejó clara su postura de que “toda violencia infligida a la mujer es una profanación de Dios, nacido de una mujer. (...) Las mujeres son fuente de vida. Sin embargo, son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre”.

La homilía de este 1° de enero estuvo centrada en la figura femenina, ya que este día la Iglesia conmemora la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.