• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Francia ha desempeñado un papel prominente en la visión de la comunidad internacional sobre Líbano.

Francia ha desempeñado un papel prominente en la visión de la comunidad internacional sobre Líbano. | Foto: EFE

Publicado 6 mayo 2021


Blogs



El Canciller de la antigua potencia colonial, Jean-Yves Le Drian, visitó Beirut para presionar al Gobierno local sobre la reforma política.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, celebró este jueves reuniones de alto nivel en Beirut, Líbano, con el objetivo de "aumentar la presión" sobre los líderes libaneses para que rompan lo que denominó "parálisis política".

LEA TAMBIÉN:

Prosiguen manifestaciones en Líbano por inestabilidad económica

El caciller de la antigua potencia colonial europea, con intereses en la región de Asia Menor, se reunió con el presidente Michel Aoun y el presidente del parlamento, Nabih Berri, pero no celebró conferencias de prensa conjuntas y no se reunió con otros pesos pesados ​​políticos del Líbano, al menos no de forma pública.

También se reunió con partidos de la oposición, lo cual sugirió un mayor interés en alternativas a una clase dominante que no ha podido formar un Gobierno durante nueve meses, a pesar del estancamiento económico del país.

En la noche del miércoles, antes de viajar a Beirut, Le Drian expresó: "Firmeza contra quienes están bloqueando la formación de un Gobierno: hemos tomado medidas nacionales".


La semana pasada Francia anunció que restringirá el acceso al territorio francés de personalidades libanesas sospechosas de corrupción o de obstaculizar la formación de un nuevo Gabinete, aunque no nombró cuáles.

En un mensaje publicado en Twitter antes de arribar al Líbano, Le Drian dijo que esas restricciones de viaje son "solo el comienzo", y en declaraciones a medios locales abundó que se podrían coordinar más medidas con otros países.

El presidente francés, Emmanuel Macron, visitó el país dos veces el año pasado a raíz de una explosión en el puerto de Beirut que conmocionó al mundo, y se sumó al coro mundial, el cual atribuyó el hecho a la corrupción e incompetencia del Gobierno libanés.

El país atraviesa la peor crisis económica y financiera de su historia moderna. La moneda local ha perdido el 85 por ciento de su valor frente al dólar en los últimos meses, mientras que los bancos imponen controles informales sobre transferencias y retiros.

Francia aspira a romper el estancamiento en la formación de un Gobierno, del cual carece este país desde el 10 de agosto de 2020, tras la renuncia del dirigido por el ahora primer ministro interino, Hassan Diab.

Se teme que otro fracaso en acelerar la instalación de un ejecutivo libanés generará temores sobre una posible dimisión de Saad Hariri como primer ministro designado, estiman los observadores.

Tal drástico movimiento empujaría a Líbano hacia un anunciado colapso total y a una explosión social de imprevisibles consecuencias.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.