• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En la imagen de archivo, Fuerzas militares de EE.UU. ubicadas en la ciudad de Mosul, Irak.

En la imagen de archivo, Fuerzas militares de EE.UU. ubicadas en la ciudad de Mosul, Irak. | Foto: HispanTV

Publicado 8 mayo 2020


Blogs



Las agresiones estadounidenses encontraron su clímax en enero pasado, cuando Trump ordenó el asesinato del general iraní Qasem Soleimani.

El 8 de mayo de 2018, el presidente de Estados Unidos (E.UU.), Donald Trump, dio por terminado de manera unilateral el acuerdo nuclear internacional con Irán, y a partir de ese momento comenzó una escalada de graves ataques contra la República Islámica.

LEA TAMBIÉN:

Irán y Austria condenan sanciones de EE.UU. durante la pandemia

Trump, con esa decisión, concretó su retórica anti-iraní que impulsó desde su campaña electoral en 2016 y consolidó sus agresiones, las cuales encontraron su clímax en enero pasado, cuando ordenó el asesinato del general iraní Qasem Soleimani.

Orígenes del conflicto

Estados Unidos, que nunca ha ocultado su interés por tener el control del petróleo iraní, fue uno de los grandes aliados del régimen del Sha Mohammad Reza Pahlevi (1941-1979), cuando comenzó a gestarse el sentimiento antiestadounidense de los iraníes.

Con el triunfo de la Revolución Islámica, encabezada por el ayatolá Jomeini (1902-1989), que derrocó al Sha, se consolidó ese sentimiento, que tuvo uno de sus máximos niveles con el secuestro del personal de la embajada de EE.UU. en Teherán, ocurrida el 4 de noviembre de 1979.

El 3 de julio de 1988 un buque de guerra de EE.UU. derribó un avión de pasajeros de la compañía Iran Air, muriendo sus 290 ocupantes. Estados Unidos nunca se disculpó por lo que dijo fue un error.

En 2002, el Gobierno del presidente de EE.UU., George Bush, comenzó a aplicar sanciones económicas, comerciales y financieras contra Irán, reduciendo sus exportaciones de petróleo.

En este conflicto hubo un momento de distensión, cuando el Gobierno de Barack Obama firmó, el 14 de julio de 2015, un acuerdo junto con Irán, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, mediante el cual la república persa limitaba su desarrollo nuclear a fines pacíficos a cambio del levantamiento de las sanciones económicas.

Los ataques en la era Trump

El 8 de mayo de 2018, Trump retira a EE.UU. unilateralmente del pacto internacional, conocido como JCPOA, por sus siglas en inglés.

De inmediato, el jefe de la Casa Blanca reactivó las sanciones contra la República Islámica y ordenó a países de todo el mundo que dejaran de adquirir petróleo iraní o enfrentarían represalias por esas compras.

El 22 de julio de ese año, el presidente iraní, Hasan Rohani, acusó a Trump de intentar destruir a su país y advirtió a EE.UU. que sufriría "la madre de todas las guerras".

El Gobierno de Washington ordenó el 7 de agosto de 2018 congelar los fondos iraníes en bancos estadounidenses y prohibió el comercio de materias primas, medidas coercitivas que endureció en noviembre.

El 8 de abril de 2019: EE.UU. declara a la Guardia Revolucionaria Iraní una organización terrorista, siendo la primera vez en que clasifica de esa manera a una organización estatal extranjera. Irán, como respuesta, declara a Estados Unidos como un "patrocinador estatal del terrorismo".

A mediados de mayo de 2019, las fuerzas militares de EE.UU. acumularon unos siete buques de guerra cerca del país persa, encabezados por el portaviones Abraham Lincoln, al tiempo que desplegaron el sistema de defensa de misiles Patriot en la región.

En los meses de mayo y junio del año pasado, Estados Unidos culpó a Irán de estar detrás de los ataques de cuatro petroleros en el golfo de Omán. Trump amenaza, a través de su cuenta en la red social de Twitter, con destruir a Irán.

También en junio de 2019, Tump cancela, en el último minuto, un ataque de represalia después de que el día 20 de ese mes, miembros de la Guardia Revolucionaria iraní derribaran un avión no tripulado estadounidense sobre el golfo Pérsico que había ingresado al espacio aéreo iraní.

El 3 de enero de 2020, con un ataque realizado con drones, EE.UU. mató al comandante de la Guardia Revolucionaria iraní y líder de la fuerza de élite Quds, Qasem Soleimani, cerca del aeropuerto de Bagdad, la capital de Irak.

En el más reciente ataque, el 22 de abril pasado, Trump reveló en Twitter que dio la orden a la Armada de EE.UU. de “disparar y destruir” a las lanchas armadas de Irán que supuestamente acosan a los buques estadounidenses en el golfo Pérsico.

“He dado instrucciones a la Armada de EE.UU. de disparar y destruir cualquier lancha armada iraní si acosa a nuestros buques en el mar”, aseveró el mandatario norteamericano.

En forma paralela, diplomáticos estadounidenses han maniobrado para que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) renueve el embargo de venta de armas convencionales a Irán, que expira el próximo mes de octubre, según la resolución 2231 de esa instancia internacional que valida el acuerdo nuclear de 2015.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.