• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El político de 65 años fue miembro del parlamento iraquí hasta mediados de 2006 y ostentó el cargo de Ministro de Comunicaciones en el Gobierno del entonces primer ministro Nuri al-Maliki.

El político de 65 años fue miembro del parlamento iraquí hasta mediados de 2006 y ostentó el cargo de Ministro de Comunicaciones en el Gobierno del entonces primer ministro Nuri al-Maliki. | Foto: Reuters

Publicado 1 febrero 2020


Blogs



El nuevo primer ministro, precisó que si los bloques políticos insisten en imponer candidatos en los ministerios, renunciaría a su cargo.

El presidente de Irak, Barham Salih, designó este sábado a Mohammed Tawfiq Allawi como primer ministro de la Nación, acabando así con la incertidumbre política que vivía el país desde hace más de dos meses tras la renuncia de Adel Abdul Mahdi en noviembre.

LEA TAMBIÉN:

Misiles impactan en proximidades de embajada de EE.UU. en Irak

Tras su designación, Allawi precisó que si los bloques políticos insistían en imponer candidatos para carteras ministeriales dejará el puesto, además prometió proteger a los manifestantes pacíficos y conseguir demandas populares legítimas.

Este nombramiento se produce en medio de las protestas contra el gobierno iraquí que estallaron cuatro meses atrás, a causa de la baja calidad en los servicios públicos, el alto desempleo, y sobre todo contra los políticos que han gobernado a partir de la invasión estadounidense.

El nuevo primer ministro tiene un plazo de un mes para formar el nuevo gobierno y regirá en el país hasta que puedan celebrarse elecciones anticipadas.

El político de 65 años fue miembros del parlamento iraquí hasta mediados de 2006 y ostentó el cargo de Ministro de Comunicaciones durante el Gobierno del primer ministro, Nuri al-Maliki, desde mayo de 2006 hasta agosto de 2007 y de 2010 a 2012.

A causa de una disputa con al-Maliki, quien formó comités de investigación en su contra, Allawi declinó del cargo en 2012. A partir de ahí se enfrentó a un proceso legal, debido que el poder judicial dictó una sentencia de prisión por siete años por supuesta malversación de fondos públicos.

En 2014 volvió al país para enfrentar los cargos judiciales, y se retiraron las sentencias en su contra por considerarse improcedentes los cargos que se le imputaban.

Sus defensores políticos lo describen como “un político islámico liberal, que salió temprano de la experiencia política islámica" y lo consideran apegado al principio de separar la religión del Estado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.