• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Luis Enrique de la Cruz Suárez era miembro de la comunidad indígena de Zenú.

Luis Enrique de la Cruz Suárez era miembro de la comunidad indígena de Zenú. | Foto: RCN Radio

Publicado 7 noviembre 2019

Diversas organizaciones indígenas de Colombia acusan al presidente Iván Duque de ser el principal responsable de lo que catalogan como genocidio indígena.

La Organización Indígena de Antioquía (OIA) confirmó este miércoles el asesinato de Luis Enrique de la Cruz Suárez, miembro de la Guardia Indígena de Cáceres y perteneciente a la comunidad Zanú, lo que lo convierte en el indígena número 135 asesinado durante el mandato del presidente Iván Duque.

LEA TAMBIÉN:

Ministro de Defensa de Colombia recurre a falsos positivos para ocultar matanza menores de edad

El asesinato ocurrió en horas de la madrugada en la vía que conduce al municipio de Cáceres a la vereda del Tigre en el Bajo Cauca Antioqueño.

El Consejo de Gobierno Mayor reportó que Luis no tenía amenazas en su contra de ningún tipo y que al igual que su familia se dedicaba a la agricultura al interior de su comunidad.

En un comunicado, la OIA señaló que el posible móvil del homicidio de este hombre, de 43 años, habría sido el no acatar el toque de queda declarado por grupos armados ilegales presentes en la zona, quienes exigen a la comunidad no salir a las calles pasadas las 18H00 hora local.

Asimismo, el organismo indicó que un grupo de la Sijín y la Guardia Indígena se dirigieron al lugar de los hechos para realizar el levantamiento del cadáver y recolectar pruebas materiales que permitan dar con los responsables.

La Consejería de la OIA lamentó profundamente los hechos ocurridos y exigieron a los "actores armados al margen de la ley", respeto por la vida de los hombres y mujeres senúes del Bajo Cauca antioqueño.

"Con los pueblos indígenas pueden contar siempre para la paz, nunca para la guerra", reflejó el texto.

De esta manera, la organización instó a las instituciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos a hacer un acompañamiento en las comunidades indígenas de esa zona en la que, recientemente, se registró un recrudecimiento del conflicto armado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.