• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Romero aseveró que la oposición boliviana contrata a jóvenes para generar violencia y usarlos como "carne de cañón".

Romero aseveró que la oposición boliviana contrata a jóvenes para generar violencia y usarlos como "carne de cañón". | Foto: fmbolivia.com.bo

Publicado 23 octubre 2019

El ministro Carlos Romero afirmó que los hechos violentos serán "responsabilidad política y jurídica de quienes están promoviendo estas manifestaciones violentas".

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, denunció este miércoles que la inteligencia de la policía boliviana detectó a un grupo que distribuyó dinamita a unas 400 personas para generar violencia en el país.

LEA TAMBIÉN: 
Presidente Maduro alerta sobre conspiración golpista en Bolivia

"A la cabeza de la manifestación 400 personas unidas de dinamita, que va a buscar la confrontación con la policía, con la finalidad de generar violencia y daños a bienes públicos", dijo Romero en rueda de prensa.

Asimismo, indicó que los grupos violentos han sido pagados por la oposición. "Contratan jóvenes, algunos con tendencia de consumo de alcohol de droga, para usarlos como carne de cañón. Es una provocación recurrente contra la policía", detalló.

Romero aseguró que el grupo de 400 personas responden a la organización de Franklin Gutiérrez, acusado en agosto pasado de la muerte de un policía y dos cocaleros, y de organizar grupos armado en Los Yungas de La Paz.

En este sentido, el ministro afirmó que los hechos violentos serán "responsabilidad política y jurídica de quienes están promoviendo stas manifestaciones violentas".

Bolivia celebró elecciones presidenciales el pasado 20 de octubre, que dieron la victoria a Evo Morales. Los resultados del conteo rápido oficial indican que con el 95,63 por ciento de las actas verificadas, el actual presidente alcanza el 46,85 por ciento de los votos, mientras que su oponente, Carlos Mesa, obtiene el 36,74 por ciento de los sufragios.  En el país la ley establece que el candidato gana logra más del 50 por ciento de los votos o al menos una diferencia de 10 por ciento sobre su rival.

Sin embargo, el principal contendiente del presidente, Carlos Mesa, denunció fraude en el conteo de votos. También se registraron actos de violencia en contra de los edificios de los Tribunales Electorales Departamentales (TED) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) pidió a las "organizaciones políticas y a la sociedad civil que acompañen esta fase final de manera pacífica".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.