• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Imagen de los ataques de las Fuerzas Armadas marroquíes a la población civil saharaui.

Imagen de los ataques de las Fuerzas Armadas marroquíes a la población civil saharaui. | Foto: Twitter @ctxt_es

Publicado 14 noviembre 2020


Blogs



El presidente del Polisario, Bahim Ghali, responsabilizó a Marruecos de las consecuencias tras ataque.

El Frente Polisario afirmó este sábado que los combates continuaban en el Sáhara Occidental, tras la operación lanzada por el ejército marroquí en una zona de distensión de ese territorio disputado, cerca de la frontera con Mauritania.

LEA TAMBIÉN:

Argelia y Mauritania apelan por la paz en Sáhara

Las fuerzas armadas del Frente revelaron que los ataques contra posiciones del ejército marroquí iniciaron la noche de este viernes y siguieron en la madrugada de este sábado.

Se han producido diversas incursiones en el muro de defensa marroquí, así como bombardeos con artillería a las posiciones: 4, 16, 17 y 71 seguidos de ataques a la región de Auserd ocupado y Mehbas, indicó el frente. 

Según un comunicado del ministerio de Defensa de la RASD,  las fuerzas saharauis llevaron a cabo "ataques masivos" el viernes por la tarde a lo largo del muro de defensa marroquí en las zonas de Mahbès, Hauza, Auserd y Farsia, que causaron "daños humanos y materiales al enemigo", sin más detalles.

El ataque de este viernes del ejército de Marruecos a la población civil saharaui, en un punto fronterizo, provocó el rompimiento de alto al fuego de 1991. El Frente Polisario consideró roto el convenio y declaró estado de guerra contra Rabat.

El alto el fuego, firmado entre marroquíes y saharauis bajo los auspicios de Naciones Unidas en 1991, “pertenece al pasado”, reafirmó Ould Salek, el ministro de Asuntos Exteriores saharaui.

El viernes, Marruecos anunció que había iniciado una operación militar en la zona de distensión de Guerguerat, en el extremo meridional de ese territorio, para reabrir la carretera que conduce a Mauritania después de tres semanas de bloqueo.

Las fuerzas armadas saharauis asumieron el pleno control de la seguridad nacional, según declaró el presidente de la República Árabe Democrática Saharaui (RASD), Bahim Ghali, quien responsabilizó a Marruecos de las consecuencias del ataque en el paso fronterizo de Guerguerat. 

El secretario general de la ONU, António Guterres, mostró este viernes “gran preocupación” e insistió en el compromiso de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de “hacer todo lo posible para evitar el colapso del alto el fuego vigente desde el 6 de septiembre de 1991”.

El decreto ordena asimismo  a la Autoridad de Seguridad Nacional, encabezada por el primer ministro, tomar medidas relacionadas con la implementación de los requisitos de estado de guerra con respecto a la gestión y administración de las instituciones y organismos nacionales y garantizar la regularidad de los servicios a la población.

Las fuerzas marroquíes se desplegaron en la zona de El Guerguerat, fronteriza con Mauritania, para hacer frente a manifestantes pacíficos saharuis y a presuntas provocaciones atribuidas desde Rabat al Frente Polisario, que considera esta acción como una violación del alto el fuego.

"Con el ataque a civiles saharauis en El Garguerat, Marruecos ha socavado seriamente no sólo el alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, sino también cualquier oportunidad para una solución pacífica y duradera al problema de la descolonización en el Sáhara Occidental", señaló el Frente.

El Frente Polisario, que controla la RASD, ya había denunciado este lunes el envío de fuerzas de Marruecos a la zona del paso de El Guerguerat, anticipando el inicio de "una nueva guerra total en la región".

Activistas decidieron desde hace 23 días bloquear la única vía de acceso comercial entre Marruecos y Mauritania para protestar contra el hecho de que la misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso), emplazada en el terreno desde 1991, no haya organizado todavía ningún referéndum. 

La organización saharaui pretendía llamar la atención a la comunidad internacional días antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU se reuniera el 1 de noviembre para decidir si renovaba el mandato de la Minurso. El mandato fue renovado sin mencionar el referéndum.

Este viernes, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí ha emitido un comunicado donde señala que no le ha quedado otra alternativa que “asumir sus responsabilidades” para restaurar la libre circulación civil y comercial. 

El escrito acusa a la organización saharaui de haber cometido actos de “bandidaje” y de haber “acosado continuamente a los observadores de la Minurso”.

Actualmente, Marruecos sigue controlando la mayor parte del territorio conocido como Sahara occidental (que lo llama sus provincias meridionales), pero una porción al este del muro marroquí está bajo el control de la RASD, que la denomina Zona Libre o Territorios Liberados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.