• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Con bombas lacrimógenas y carros lanza-aguas la policía de Francia reprimió duramente a los manifestantes en el sábado número 18 de protestas.

Con bombas lacrimógenas y carros lanza-aguas la policía de Francia reprimió duramente a los manifestantes en el sábado número 18 de protestas. | Foto: Reuters

Publicado 16 marzo 2019

Integrantes del movimiento alertaron desde tempranas horas de la mañana los bloqueos y controles de la policía en distintos peajes y entradas hacia París.

La policía de París, Francia, reprimió duramente este sábado la marcha número 18 del movimiento chalecos amarillos, el que no ha mermado en su convocatoria en protesta a las políticas neoliberales del Gobierno de Emmanuel Macron.

LEA TAMBIÉN: 

Parlamento de Francia aprueba ley contra manifestaciones

Desde tempranas horas de la mañana los manifestantes alertaron a través de redes sociales sobre los bloqueos y controles de la policía en distintos peajes y entradas hacia París, capital gala y epicentro de los encuentros desarrollados consecutivamente desde noviembre de 2018.

A cuatro meses de protestas, y un día después del debate final para dar respuesta al conflicto social y político por parte de Macron, la policía reprimió duramente esta nueva jornada. En la avenida Campo Elíseos los agentes antidisturbios usaron gases lacrimógenos y carros lanza agua para dispersar la protesta.

Los chalecos amarillos denunciaron que, tras cuatro meses en las calles, aún no han sido escuchados. | Foto: Reuters

Al respecto, el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, aseguró que "no hay duda (los manifestantes), instan a la violencia y están ahí para sembrar el caos en París. Profesionales del desorden equipados y con máscaras han infiltrado los cortejos. Mi llamado a la Prefectura de la Policía: responder con la mayor firmeza a esos ataques inadmisibles”, escribió en Twitter. 

Este sábado, la Prefectura policial parisina movilizó 5.000 efectivos.

Sin embargo los ánimos y la resistencia en las calles no cesa. Un ciudadano, parte de los chalecos amarillos, y que se plegó a la marcha de este sábado, Van-Thanh Nguyen, expresó que continuarán protestando "hasta que las cosas cambien" y añadió que "Macron es una marioneta del sistema".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.