• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El museo de la FIFA está en el centro del más reciente capítulo de corrupción de la entidada mundial.

El museo de la FIFA está en el centro del más reciente capítulo de corrupción de la entidada mundial. | Foto: EFE

Publicado 22 diciembre 2020


Blogs



La denuncia penal se relaciona con  "presunta gestión desleal" de J. Blatter en conexión con museo del fútbol en Zúrich.

La FIFA anunció este martes la presentación de una querella ante la fiscalía cantonal de Zúrich, tras detectar indicios de una supuesta gestión desleal de la antigua directiva del organismo relacionada con un proyecto del museo.

LEA TAMBIÉN: 

Mediapro confirma sobornos a la FIFA por derechos televisivos

El monto del gasto a investigación supera el equivalente de 600.000.000 de dólares y el hallazgo de la presunta irregularidad es fruto de una investigación de expertos externos, y en la querella se señala la implicación directa del expresidente, Joseph Blatter, junto a otras personas y empresas vinculadas contractualmente al proyecto "Haus zur Enge" para la instalación, la cual se encuentra en el centro de Zúrich. 

De acuerdo a detalles ofrecidos por la FIFA, la querella señala que de los gastos totales del proyecto, la antigua administración destinó el equivalente a casi 200.000.000 de dólares a la renovación de un edificio el cual no es propiedad del organismo, al tiempo que suscribió un contrato de alquiler a largo plazo con condiciones desfavorables en comparación con los precios de mercado.

El coste sería de otros 400.000.000 cuando venza el compromiso en 2045.

Ese monto "podrían y deberían haberse invertido en el desarrollo del fútbol en todo el mundo", apuntó en un comunicado la entidad comercializadora del fútbol mundial, salpicada ella misma por otros escándalos de corrupción.

El secretario general adjunto de la FIFA, Alasdair Bell, explicó que "a la vista de los ingentes costes asociados a este museo, y teniendo en cuenta el proceder habitual de la anterior directiva de la FIFA, se realizó una auditoría forense para averiguar lo que pasó realmente".

Bell abundó al respecto: "La auditoría reveló una serie de circunstancias sospechosas y elementos de mala gestión, algunos de los cuales podrían ser constitutivos de delito y, por tanto, deben ser investigados por las autoridades".

"Llegamos a la conclusión de que no teníamos otra opción que presentar el caso a la fiscalía, entre otras cosas porque la cúpula directiva actual de la FIFA también tiene responsabilidades fiduciarias con la entidad y nos debemos a ella, incluso aunque quienes nos precedieron no lo hicieran", apuntó.

El organismo recordó que el edificio en cuestión se halla en el barrio zuriqués de Enge y ocupa diez plantas, con 3.000 metros cuadrados de espacio para exposiciones, eventos y comedores, 34 apartamentos y oficinas con unos 140 puestos de trabajo.

"La FIFA seguirá colaborando con las autoridades suizas y del resto del mundo, a fin de que quienes han perjudicado al fútbol paguen por sus acciones", agregó en su nota.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.