• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Para mantener su legado, México seguirá impulsando acciones que prohíban en su totalidad el uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono.

Para mantener su legado, México seguirá impulsando acciones que prohíban en su totalidad el uso de sustancias agotadoras de la capa de ozono. | Foto: Twitter @PrismaRU

Publicado 8 octubre 2020


Blogs



Los conocimientos que aportó en materia de calidad del aire y de cambio climático constituyen un valioso legado.

El científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química en 1995 por sus descubrimientos del daño a la capa de ozono, falleció este miércoles a los 77 años de edad.

LEA TAMBIÉN

Otorgan Nobel de Química a desarrolladoras de edición genética

La asociación civil de investigación que lleva su nombre comunicó su muerte anunciando con profundo dolor "el fallecimiento del Dr. José Mario Molina Pasquel Henríquez quien dedicó su vida a investigar y a trabajar en favor de proteger nuestro medio ambiente”.

Doctor en físicoquímica por la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos), Molina fue pionero y uno de los principales investigadores a nivel mundial de la química atmosférica.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del Gobierno de México y los organismos que la conforman se refirieron a Molina como un mexicano universal comprometido con la naturaleza, con el país.

Su colega, la bióloga e investigadora Julia Carabias aseguró que a Mario Molina “vamos a extrañarlo la ciencia del mundo, los ambientalistas, porque él fue un defensor de la causa de cambio climático”.

Molina, junto con Sherwood Rowland en la Universidad de Cambridge, estudió los efectos de los clorofluorocarbonos (CFC) que, mediante múltiples aplicaciones, generaron comodidad a las sociedades del mundo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.