• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno de Etiopía se comprometió a hacer justicia ante los hechos.

El Gobierno de Etiopía se comprometió a hacer justicia ante los hechos. | Foto: @UEEmbassyAddis

Publicado 17 septiembre 2018

Habitantes de la capital etíope aseguran que luego de los disturbios y saqueos, aparecieron los cadáveres en las vías públicas de la región. 

La ciudad de Adis Adeba, capital de Etiopía, fue el epicentro de un fuerte enfrentamiento entre miembros de comunidades de esa región, choque que dejó un saldo de 23 víctimas fatales durante este fin de semana. 

Fuentes policiales afirmaron que estos ataques se dieron entre minorías étnicas que hacen vida en el centro de la región de Oromo, ubicado al centro sur de ese país africano. 

>> FAO: Unas 821 millones de personas padecen hambre en el mundo

En dicha localidad, se llevó a cabo una manifestación en rechazo al regreso del Frente de Liberación Oromo, organización independentista que había sido exiliada de esa zona, razón por la que se iniciaron ataques y posteriores acciones violentas entre los asistentes, según informaron medios locales. 

Alemayehu Ejigu, jefe de la policía de Oromo, informó que los disturbios fueron perpetrados por un grupo organizado, que asesinó a las 23 personas y saqueó la zona de Burayu.

Asimismo, el jefe de policía afirmó que están bajo custodia de la policía 70 presuntos culpables de los hechos.

>> Etiopía y FAO buscan tácticas para enfrentar cambio climático

Habitantes del lugar describieron los acontecimientos vividos y los destrozos que afectaron a las comunidades ligadas a las manifestaciones. 

"Hordas de jóvenes de la etnia oromo llegaron y se presentaron aquí, en Ashwa Meda, atacaron nuestros hogares y saquearon los negocios, gritando 'váyanse de nuestra tierra'", relató un comerciante del distrito Hassan Ibrahim.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.