• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Instituto Pew asegura que alrededor de 32 millones de latinos están habilitados para acudir a las urnas el próximo 3 de noviembre.

El Instituto Pew asegura que alrededor de 32 millones de latinos están habilitados para acudir a las urnas el próximo 3 de noviembre. | Foto: EFE

Publicado 31 octubre 2020


Blogs



Tanto Donald Trump como Joe Biden afinan sus propuestas para conquistar aquellos estados claves donde puedan consolidar su triunfo.

El voto latino en las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EE.UU.) puede ser decisivo para los principales aspirantes a la presidencia, Donald Trump o Joe Biden. Ambos afinan sus propuestas para conquistar aquellos estados claves donde puedan consolidar su triunfo.

LEA TAMBIÉN:

"Recuperar nuestros cuerpos" es la estrategia, dice CodePink

En este sentido, el Instituto Pew asegura que alrededor de 32 millones de latinos están habilitados para acudir a las urnas el próximo 3 de noviembre, por lo que no dejan de ser un grupo electoral atractivo para cualquiera de los dos contrincantes.

Tanto Biden como Trump han lanzado promesas de campaña y mensajes relacionados con la comunidad latina, siempre desde el lado opuesto. Sin embargo, algunos analistas llaman la atención sobre la inclinación de esta población hacia el Partido Demócrata, aunque no desechan a aquellos que apoyan la línea dura del actual presidente contra la inmigración ilegal.

Agenda latina de Joe Biden

El sitio web oficial de la campaña presidencial del exvicepresidente estadounidense presenta la agenda latina del demócrata enfocada en la salud, la inclusión, la educación, la inmigración, la portación de armas, los impactos ambientales y la seguridad.

Salud asequible y de calidad

Biden “ampliará el acceso a un cuidado de salud asequible y de calidad”, lo que representa mantener la cobertura de salud que obtuvieron más de 4 millones de latinos bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio que se promoviera durante la gestión del expresidente Barack Obama.

El candidato “protegerá y ampliará la histórica ley al dar a todos una opción pública asequible. El plan de Biden permite a las personas elegir si usar esa opción pública o mantener su cobertura privada”, al tiempo que “duplicará los fondos para los centros de salud comunitarios que tan a menudo brindan atención a inmigrantes indocumentados” y “restaurará los fondos para Planned Parenthood, que trata a más de medio millón de pacientes latinos”.

Inclusión en la clase media

Otra de las propuestas es asegurar “que los latinos tengan una oportunidad justa de unirse a la clase media”, puesto que representan más del 80 por ciento del “crecimiento en la participación en la fuerza laboral” de EE.UU.

“Biden se está postulando para presidente para reconstruir la clase media para que esta vez, todos estén incluidos. Comenzará aumentando el salario mínimo federal a 15 dólares por hora, restaurando el pago de horas extras a millones de trabajadores y eliminando las cláusulas de no competencia y los requisitos de licencia innecesarios que hacen que sea más difícil pasar a trabajos con salarios más altos”, expresa su campaña.

Educación de calidad y asequible

Asimismo, Biden promete que “invertirá en la educación desde el nacimiento hasta el grado 12” para que los estudiantes latinos puedan “desarrollar todo su potencial”, con independencia “de su código postal, raza o el ingreso de su familia”.

A su vez, plantea “ampliar el acceso a una educación y capacitación de calidad y asequible más allá de la escuela secundaria”, mediante “una inversión sin precedentes de 70.000 millones de dólares en instituciones que sirven a los hispanos y a otras minorías”.

Sistema de inmigración

Biden “reformará nuestro sistema de inmigración” basándose en la experiencia de la creación de la política migratoria conocida como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) para dar a los llamados “dreamers” (jóvenes indocumentados) la oportunidad de continuar con sus vidas sin temor a ser deportados”.

Según sus promesas de campaña, Biden “priorizará una reforma migratoria integral que finalmente le dará a unos 11 millones de inmigrantes indocumentados una hoja de ruta hacia la ciudadanía”.

Posesión de armas

Biden “aprobará leyes de armas con sentido común” y “promulgará una legislación que exija la verificación de antecedentes de todas las ventas de armas, el cierre de otras lagunas en nuestro sistema de verificación de antecedentes y mantener las armas de guerra fuera de nuestras calles”.

A su vez, “apoyará a los sobrevivientes de la violencia armada otorgando fondos para consejeros escolares y creará una red de centros de atención de trauma para ayudar a los sobrevivientes a sanar. El plan de Biden para terminar con nuestra epidemia de violencia armada está aquí”.

Impacto ambiental y contaminación

“Protegerá a las comunidades de color de los impactos ambientales y garantizará que los contaminadores paguen”, es otra de las promesas de campaña de Biden quien asegura que “los latinos y las comunidades de color se ven desproporcionadamente afectados por la emergencia climática y la contaminación”.

El candidato demócrata prevé unirse al “Acuerdo Climático de París y reunirá al mundo para aumentar sus objetivos climáticos”, mientras “tomará medidas contra las compañías de combustibles fósiles y otros contaminadores que ponen a las ganancias por encima de las personas y que a sabiendas dañan nuestro medio ambiente y envenenan el aire, la tierra y el agua de nuestras comunidades, u ocultan información sobre posibles riesgos ambientales y de salud”.

Cárceles y seguridad

Por último, Biden “reducirá el encarcelamiento y hará que nuestras comunidades sean más seguras”. El exvicepresidente promete fortalecer “el compromiso de Estados Unidos con la justicia, reducirá tanto la población carcelaria como los crímenes violentos, y eliminará las disparidades raciales, de género y a base de los ingresos en el sistema”.

“Invertirá 1.000 millones de dólares al año en la reforma de la justicia juvenil, despenalizará el cannabis, y pondrá fin al encarcelamiento solamente por el uso de drogas, desviando a las personas a los tribunales que atienden casos relacionados con la droga y al tratamiento, y ampliando el acceso a los servicios de salud mental”, agrega en su propuesta.

Agenda Latina de Donald Trump

El mandatario no tiene una agenda latina construida y definida como Biden, y ha apelado en sus discursos de campaña a los recursos antizquierda y al miedo para sumar el voto latino.

“Promueven los valores compartidos de la fe, la familia, el trabajo duro y el patriotismo. Los hispanos estadounidenses encarnan el sueño americano”, aseguró el mandatario durante una reunión con simpatizantes latinos en el Treasure Island Hotel & Casino de Las Vegas, Nevada.

Inmigración ilegal

Trump insiste en que México pagará por el muro fronterizo entre ambas naciones, mediante la imposición de un peaje a los autos que cruzan la frontera o un “impuesto” a las remesas que envían los mexicanos a sus familiares desde Estados Unidos.

El candidato republicano anunció en julio pasado que impulsaría un decreto migratorio para que los jóvenes indocumentados obtengan la ciudadanía, aunque persiste en su idea de eliminar el DACA que protege de la deportación a aproximadamente 700,000 “dreamers”.

Contra la izquierda

Trump ha pretendido todo el tiempo vincular a Biden con la izquierda de su partido en función de sumar a los inmigrantes provenientes de Cuba y Venezuela.

Economía e impuestos

El mandatario también ha prometido un sostenido crecimiento económico, la creación de empleos y la imposición de bajos impuestos para los hispanos que inician pequeños negocios.

Seguridad

Asimismo, se comprometió en las grandes ciudades a combatir la actividad de las pandillas y las manifestaciones contra la brutalidad policial, para sumar el voto de los hispanos mayores.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.