• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños.

Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños. | Foto: OIT

Publicado 11 abril 2019

La Organización Internacional del Trabajo, fundada hace 100 años, no ha podido erradicar del todo problemáticas claves a nivel social como reducir la brecha de género laboral, el trabajo infantil, entre otros.

Este jueves se cumplen 100 años desde que la extinta Sociedad de Naciones (organismo precursor de las Naciones Unidas) fundó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el marco de las negociaciones del Tratado de Versalles, que representó el final de la Primera Guerra Mundial.

LEA TAMBIÉN:

OIT: Aumenta el trabajo infantil en Medio Oriente y norte de África

Este organismo, integrado por más de 180 países, aspira a promover la creación de empleos, así como regular de mejor manera los principios y derechos de los trabajadores, mejorar la protección y el diálogo social, al igual que proveer información relevante, así como técnicas de asistencia y de entrenamiento. 

Actualmente, la OIT esta organizada para trabajar en cuatro grupos o sectores temáticos: Principios y derechos estándares en el trabajo, empleo y la protección y el diálogo social. 

Sin embargo, el organismo no ha podido erradicar del todo problemáticas claves a nivel social como reducir la brecha de género laboral, el trabajo infantil, la informalidad laboral en varias regiones, entre otros.

El despido masivo e injustificado en naciones latinoamericanas como Ecuador, brasil y, principalmente, Argentina han sido una constante en los últimos tiempos. Pese a las denuncias realizadas al organismo internacional, estas no se han convertido en acciones concretas que respalden al trabajador.

También esta organización tiene una deuda en el combate del trabajo forzoso en el mundo. Se estima que en cualquier momento dado de 2016, 40,3 millones de personas estuvieron sometidas a la esclavitud moderna, cifra que incluye 24,9 millones en trabajo forzoso y 15,4 millones en matrimonio forzoso.

A su vez, una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna son niños, ya que una de las principales problemáticas que afecta al mundo actual es el trabajo infantil. 

Cerca de 73 millones de niños desempeñan trabajos peligrosos, al tiempo que esta cifra representa casi la mitad de los 152 millones de niños de 5 a 17 años que todavía trabajan. 

Estos menores se afanan en minas, campos, fábricas y hogares, están expuestos a pesticidas y otras sustancias tóxicas, tienen que acarrear cargas pesadas o soportar largas jornadas. Muchos de ellos sufren consecuencias físicas y psicológicas que perdurarán de por vida y que representan un peligro para su bienestar.

Si bien el número total de niños ocupados en trabajos peligrosos ha disminuido en los últimos años, esta mejora solo ha beneficiado a los niños más mayores. Entre 2012 y 2016, disminuyó muy poco el número de niños trabajadores de 5 a 11 años, e incluso aumentó el trabajo peligroso entre los niños más jóvenes y vulnerables. 

Asimismo, la brecha de género en el ámbito laboral representa una de las deudas pendientes del organismo. Con base en su último informe, la brecha global de ingresos entre hombres y mujeres se acerca al 20 por ciento.

Según el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) las mujeres tienen aún más tendencia a realizar actividades no remuneradas.

"Entre los 29 países para los que se dispone de datos, las mujeres dedican, en promedio, el doble de tiempo al trabajo doméstico y otras actividades no remuneradas que los hombres", informó el ente en el informe.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.