• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
“Nadie se convierte en refugiado por elección, pero cada uno de nosotros sí podemos elegir cómo ayudar”, dijo Filippo Grandi.

“Nadie se convierte en refugiado por elección, pero cada uno de nosotros sí podemos elegir cómo ayudar”, dijo Filippo Grandi. | Foto: EFE

Publicado 20 junio 2018

Las fuertes lluvias del monzón han perjudicado los precarios campamentos donde están asentados unos 900.000 rohinyás llegados a Bangladés.

El alto comisionado de la ONU para los refugiados, el italiano Filippo Grandi, recordó este miércoles que el éxodo de los rohinyás constituyó el principal "punto caliente"de la crisis humanitarias de 2017.

Las fuertes lluvias del monzón han perjudicado los precarios campamentos donde están asentados unos 900.000 rohinyás llegados a Bangladés.

"Nuestra situación aquí es muy mala. En la temporada de lluvias muchas zonas han quedado inundadas, los caminos están embarrados. Es complicado moverse y tenemos miedo de que en cualquier momento podamos perder nuestra choza por la lluvia y el viento", dijo Salam.

“Caminamos durante diez días y luego cruzamos en bote (...) Fue un viaje lleno de dificultades, no teníamos comida, de vez en cuando comíamos lo que podíamos encontrar como hierbas y malezas u hojas de los árboles”, relató desde un asentamiento de refugiados en Bangladés, Mutaybatu de 55 años.

Día Mundial de Refugiado

“En un mundo donde la violencia obliga a miles de familias a abandonar sus hogares para salvar sus vidas, es el momento de demostrar que todos estamos de parte de los refugiados”. Este es el llamado de solidaridad que la Organización de la Naciones Unidas hace por el Día Mundial del Refugiado.

El informe Tendencias Globales, que anualmente presenta la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), reveló este miércoles que una persona fue desplazada cada dos segundos en 2017.

Foto: EFE

Desplazados en República Democrática del Congo

El número de desplazados internos en la República Democrática del Congo se duplicó en un año, de 2,2 millones pasó a 4,4 millones en diciembre del año pasado.

En Kivu Norte se registró el mayor número de estos desplazamientos. Al final de 2017 había más de 620.800 refugiados congoleños, principalmente en otros países africanos. 

Foto: Acnur

“Nadie se convierte en refugiado por elección, pero cada uno de nosotros sí podemos elegir cómo ayudar”, expresó Grandi, al tiempo que llamó a los Gobiernos a asumir su compromiso en esta situación.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.