• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario de Irán, Hassan Rouhani, recalcó este jueves que su país "no se doblegará a la presión de EE.UU."

El mandatario de Irán, Hassan Rouhani, recalcó este jueves que su país "no se doblegará a la presión de EE.UU." | Foto: Cuba Debate

Publicado 23 mayo 2019





Desde principios del mes de mayo, Washington tiene desplegado en el Golfo Pérsico un grupo de ataque que incluye portaaviones, aviones caza y bombarderos, barcos de asalto anfibio y una batería de defensa antiaérea.

El senador demócrata por el estado de Illinois, Richard Durbin, advirtió este jueves sobre los "puntos de vista extremos" de funcionarios del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) que buscan una confrontación militar con Irán.

LEA TAMBIÉN:

Claves: La reciente crisis entre Irán e EE.UU.

Durbin, que es un crítico de la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear iraní y ha rechazado desde el principio la escalada de tensiones con el país persa, indicó que el secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, tiene la responsabilidad de desactivar la eventual agresión de Washington en Medio Oriente.

"Con las voces estridentes del asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, pidiendo una confrontación militar estadounidense con Irán, el secretario de Defensa tiene la responsabilidad de contrarrestar sus puntos de vista extremos. Queda por verse si Shanahan está a la altura de ese trabajo", expresó el legislador a través de un comunicado.

Tras una serie de declaraciones contradictorias que permanentemente escalan y luego atenúan las amenazas al Gobierno iraní, este jueves el presidente Donald Trump aseguró que en este momento EE.UU. no necesita enviar tropas adicionales a Medio Oriente. "No creo que lo necesitemos, pero si lo necesitamos estaremos allí con la cantidad que precisemos", afirmó a los periodistas en la Casa Blanca.

Por su parte el mandatario de Irán, Hassan Rouhani, recalcó durante la jornada que su país "no se doblegará a la presión de EE.UU. y no abandonará sus objetivos, incluso si es bombardeado".

 

Desde principios del mes de mayo, Washington tiene desplegado en el Golfo Pérsico un grupo de ataque que incluye portaaviones, aviones caza y bombarderos, barcos de asalto anfibio y una batería de defensa antiaérea, en lo que Irán considera una provocación a gran escala.

El rebrote de las tensiones entre Washington y Teherán inició en mayo de 2018 cuando Trump decidió unilateralmente retirar a EE.UU. del acuerdo nuclear iraní, alcanzado en julio de 2015 con el grupo de países G5 + 1. Desde entonces, ha impuesto sanciones contra la industria petrolera, la banca, y diversos sectores de la economía de Irán.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.