• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Guardia INdígena está integrada por cerca de 1.800 hombres, mujeres y niños que se unieron de forma voluntaria y vocacional.

La Guardia INdígena está integrada por cerca de 1.800 hombres, mujeres y niños que se unieron de forma voluntaria y vocacional. | Foto: Revista Semana

Publicado 17 agosto 2019





La ONU registra el asesinato de 36 miembros del pueblo Nasa, que representa el 95 por ciento de los habitantes del norte del Cauca, 53 amenazas de muerte y ocho atentados.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció el crecimiento de las situaciones violentas contra líderes indígenas durante el período de gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque.
 

LEA TAMBIÉN:

¿Hay un genocidio de líderes indígenas en Colombia?

De acuerdo a la oficina de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos en Colombia, en lo que va de 2019 en la zona del Cauca se han registrado nueve asesinatos más a líderes indígenas en comparación con agosto de 2018.

La organización gubernamental tiene información del asesinato de 36 miembros del pueblo Nasa, que representa el 95 por ciento de los habitantes del norte del Cauca, 53 amenazas de muerte y ocho atentados.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) alertó sobre la circulación este sábado de una nueva amenaza de muerte a un Guardia Indígena en el Cauca.

Los hechos más recientes fueron los asesinatos de dos miembros de la Guardia Indígena en Caloto, quienes fueron interceptados por cuatro hombres armados que dispararon contra dos carros y una chiva de servicio público donde, además, resultaron heridos otras cinco personas, entre ellas un menor de edad.

Según las autoridades territoriales, el hecho ha incentivado el número de panfletos amenazantes a la Guardia Indígena, por las disidencias de las FARC, en los que varios de sus integrantes son declarados como "objetivo militar".

El defensor del pueblo indígena, Carlos Alfonso Negret, precisó que a la Guardia Indígena merece respeto y dijo que lo que se vive en el Cauca es “una tragedia humanitaria derivada del narcotráfico”.

Asimismo, el coordinador de Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), Mauricio Capaz, acusó al gobierno de Colombia de eludir sus responsabilidades y de excusar la falta de efectividad en sus acciones.

Capaz señaló que las omisiones del Ejército podrían catalogarse como una complicidad con los grupos armados ilegales, pues "han sido muchas las ocasiones en las que ocurre un atentado o asesinan a alguien y ellos, estando cerca, no hacen nada".

Las comunidades del norte del Cauca crearon la Guardia Indígena como una necesidad de proteger a los pueblos sin hacer uso de las armas. Este proyecto está integrado por cerca de 1.800 hombres, mujeres y niños que se unieron de forma voluntaria y vocacional, pues no reciben remuneración por su trabajo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.