• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según cifras de la ONU, 1 de cada 10 niños en el mundo está afectado por alguna forma de trabajo infantil.

Según cifras de la ONU, 1 de cada 10 niños en el mundo está afectado por alguna forma de trabajo infantil. | Foto: EFE

Publicado 12 junio 2021



Blogs


Al menos 152 millones de niños son víctimas del trabajo infantil, según cifras de la ONU

El Día Mundial Contra el Trabajo Infantil se celebra cada 12 de junio desde el año 2002. La fecha fue instituida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para concentrar la atención en la magnitud que tiene el trabajo infantil a nivel mundial, y en las medidas para erradicarlo.

LEA TAMBIÉN

¿En qué países existe la esclavitud infantil?

Millones de niños podrían verse obligados a trabajar a causa de la pandemia de la Covid-19, en tanto el número de afectados por el trabajo infantil en el mundo creció por primera vez en dos décadas, advirtió la ONU.

Un informe conjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de Unicef, la agencia de Naciones Unidas para la infancia, estima que a principios de 2020, 160.000.000 de menores estaban forzados a trabajar, es decir, 8.400.000 más que hace cuatro años.

Según el informe, si se acaban cumpliendo las proyecciones sobre el aumento de la pobreza en el mundo, 9.000.000 de infantes más se verán forzados a encontrar un trabajo antes de que termine el próximo año. Una cifra que podría ser incluso cinco veces más alta según las proyecciones, advirtió Claudia Cappa, estadística de Unicef y una de las autoras del estudio.

Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil

En el mes de junio, pero del año 1999, la OIT adoptó el documento conocido como Convenio 182, denominado oficialmente “Convenio sobre la Prohibición de las Peores Formas de Trabajo Infantil y la Acción Inmediata Para su eliminación” y, de manera más abreviada, “Convenio sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil”.

Este documento, suscrito por 186 de los 187 países que integran la OIT (excepto Tonga), recoge las formas más negativas en que se manifiesta la explotación infantil de los niños en todo el mundo, según consenso de las partes.

En la actualidad, unos 152 millones son víctimas del trabajo infantil, 73 millones de ellos están en situación de trabajo infantil peligroso. Casi la mitad de esos 152 millones tienen entre 5 y 11 años; 42 millones (28 por ciento) tienen entre 12 y 14 años; y 37 millones (24 por ciento), entre 15 y 17 años, todo ello según cifras de la ONU.

Esos números ratifican la necesidad de continuar formando conciencia sobre la prevalencia de este mal, buscando que los Gobiernos y empleadores adopten medidas concretas para erradicarlo.

Según el Convenio 182, las cinco peores formas de trabajo infantil son las siguientes:

La esclavitud

A los esclavos se les retiene contra su voluntad desde el momento de su captura, compra o nacimiento, y no se les permite abandonar ni rechazar el trabajo. Los niños son particularmente sensibles a esta forma de trabajo infantil, por su menor capacidad de respuesta y defensa.

La trata infantil

Compra, venta y traslado de niños para su explotación laboral. Se trafica con niños por muchas razones, incluidas entre ellas el trabajo forzoso y el reclutamiento de niños soldados y mendigos.

La servidumbre

Equivale al trabajo forzoso, cuando se ofrece mano de obra a modo de pago de un préstamo que no se consigue restituir en efectivo o en especie. Por ejemplo, una familia pobre puede entregar a uno de sus hijos en pago de una deuda, y el niño tendrá que trabajar durante años hasta saldarla.

La condición de siervo

Ocurre cuando se obliga al niño a vivir y trabajar en tierras que pertenecen a otra persona, contra remuneración mínima o nula.

El trabajo forzoso

Se obliga a realizar a alguien contra su voluntad, en este caso al niño. Por ejemplo, se compele a los niños en conflictos armados a combatir y a servir de cocineros, cargadores y mensajeros. Son objeto de malos tratos y de explotación, y se les exige que maten o mutilen a otros seres humanos.

Este flagelo convive con otros que afectan a los niños como el tráfico con destino al comercio carnal, sea como esposas por encargo, prostitución o pornografía. El interés de los organismos internacionales es motivar la adopción de medidas urgentes para evitar tales sufrimientos a los menores.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.