• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El uribismo buscará consolidarse como el bloque fuerte en el Senado.

El uribismo buscará consolidarse como el bloque fuerte en el Senado. | Foto: Colprensa

Publicado 20 julio 2018

Por primera vez, la agrupación FARC (ahora como partido político) contará con diez curules para el Senado y la Cámara de Representantes.

Colombia inicia este viernes un nuevo período legislativo con los congresistas elegidos en los comicios del pasado 11 de marzo, entre los que aparecen miembros del antiguo grupo insurgente FARC (ahora partido político denominado Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), quienes cuentan con diez curules asignados, fruto del Acuerdo de Paz.

Los legisladores colombianos tomarán posesión de sus escaños, que ascienden a 108 en el Senado y 171 en la Cámara de Representantes.

¿Cómo quedó repartido el Senado?

 

En el Senado, el partido que lidera el expresidente Álvaro Uribe Vélez (Centro Democrático) cuenta con la mayor cantidad de asientos (19). Le siguen Cambio Radical (16), Partido Conservador (15), Partido Liberal (14), La Unidad Nacional (14), Alianza Verde (10), Polo Democrático Alternativo (PDA) (5), la mencionada FARC (5) y Coalición Lista de la Decencia (4).

Finalmente, están Movimiento Político Mira (3), Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) (1), Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia (1) y el excandidato presidencial Gustavo Petro, ya que fue el segundo con mayor sufragio en las elecciones presidenciales.

Pese a que se esperaba que Uribe se postulara como presidente del Senado, él mismo se descartó de la contienda y propuso "un nuevo liderazgo", por lo que parece que la Presidencia del Senado recaerá (en caso de conseguirla) en el senador Ernesto Macías Tovar, de Centro Democrático y quien comulga con el uribismo y la oposición a los Acuerdos de Paz.

Puestos en la Cámara

 

En la Cámara, los curules quedaron distribuidas del siguiente modo: Partido Liberal (35), Centro Democrático (32), Cambio Radical (30), La Unidad Nacional (25), Conservador (21), Alianza Verde (9), FARC (5), PDA (2), MAIS (2), Opción Ciudadana (2) y Lista de la Decencia (2).

Además, Colombia Justa Libres (1), Coalición Alternativa Santandereana (1), Comunidades Negras Playa Renaciente (1), Consejo Comunitario La Mamuncia (1), Movimiento Político Mira (1) y Ángela María Robledo, fórmula vicepresidencial del movimiento Colombia Humana.

Representantes de la FARC

 

Los senadores que tendrá el partido político de las FARC serán Iván Luciano Márquez Marín, Pablo Catatumbo Torres Victoria, Victoria Sandino Simanca, Julián Gallo Cubillos y Griselda Lobo Silva.

Para la Cámara de Representantes, la lista la conforman en Bogotá, Byron Yepes; en Antioquia, Olmedo Ruiz; en el Valle del Cauca, Marco León Calarcá; En Atlántico, Jesús Santrich; y por Santander, Jairo Quintero.

¿Qué consecuencias tendría el control del uribismo en el Senado?

 

Centro Democrático, el partido que durante los últimos cuatro años ejerció la oposición al Gobierno saliente ahora estará en el oficialismo y con una mayoría consolidada, ya que fue la colectividad que mayor número de curules obtuvo en el Senado.

Sin embargo, con un jefe de Estado de su lado, le será mucho más fácil actuar dentro del Capitolio Nacional.

Si la forma en la que ha venido operando el Legislativo se mantiene, en términos de acuerdos políticos, para elegir las mesas directivas tanto de la Cámara alta como de la baja, todo apunta a que será el uribismo el que comandará, en este primer año, la presidencia en dicha corporación, como ocurrió durante los ocho años de mandato del presidente Juan Manuel Santos.

Esto podría significar que el nuevo mandatario tendría libertad de hacer las modificaciones que ha pregonado desde su campaña para modificar los Acuerdos de Paz, a los que siempre se opuso el partido uribista. 

Alianzas y coaliciones

 

Pese a lo mencionado anteriormente, el Gobierno entrante del presidente Iván Duque tiene grandes dificultades para armar una coalición que respalde sus iniciativas.

La pretensión del Centro Democrático de alzarse con la mayoría de las dignidades del Congreso, sin tener los votos suficientes y negándose a entrar en entendimiento con los demás partidos, precipitó el surgimiento de una alianza sorpresiva de Cambio Radical y de la Unidad Nacional, partidos que lograrían configurar la mayor bancada con 86 curules en Senado y Cámara.

Esta nueva alianza, sumada a los sectores que se espera que estén en oposición (de izquierda), con algunos liberales y otros conservadores, podrían imponer un presidente en contra de los intereses de Duque, con más de 55 votos, por lo que podrían conseguir más de la mitad más uno de los votos necesarios para imponer algunas decisiones.

>> Pablo Beltrán: Diálogo por la paz en Colombia queda atrapado entre dos Gobiernos

Ante esta dificultad, el presidente Duque instruyó a quien será su ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, para que asuma la coordinación “institucional” de las fuerzas del Congreso y facilite el entendimiento entre los partidos.

La razón detrás de todo este revuelo es la decisión de Duque de no contar en lo absoluto con ninguno de los dos partidos mencionados.

El excandidato presidencial, Germán Vargas Lleras le pidió a Cambio Radical y La U no ceder frente a las pretensiones del bloque duquista e incluso pensar una alianza con los partidos alternativos para tener una mayoría más fuerte en el momento de la elección de las dignidades del congreso.

Los partidos alternativos ven con buenos ojos esta posible alianza que se haría sólo para la elección de las mesas directivas del congreso y que le pondrían mucho suspenso a la primera sesión del legislativo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.