• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Congresistas demócratas señalan que los migrantes están siendo sometidos a una "crueldad sistémica".

Congresistas demócratas señalan que los migrantes están siendo sometidos a una "crueldad sistémica". | Foto: Reuters

Publicado 15 julio 2019

Adultos, jóvenes y niños están obligados a permanecer de píe, no tienen acceso a medicamentos ni agua para asearse y en muchas ocasiones deben aguantar temperaturas frías.

Un reciente informe del Departamento de Seguridad Interior estadounidense (DHS) sacó a la luz las condiciones de vida a la que están siendo sometidos las personas que llegan a la frontera estadounidense y que son recluidos, por agentes del Servicio de Inmigración, Control de Aduanas y otras agencias federales, en los centros de detención de migrantes.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo los campos de detención en EE.UU. violan los derechos humanos?

Tras la revelación del informe, la situación ha sido catalogada como "hacinamiento peligrosos". De hecho, un equipo de médicos, abogados y defensores de los derechos humanos están advirtiendo que en varias instalaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (EE. UU.) existe una crisis generalizada de salud.

El documento señala que los adultos y niños han estado recluidos durante días, semanas o incluso hasta meses, se encuentran en celdas abarrotadas que doblan la capacidad  de espacio. Esta situación obliga a algunos adultos a permanecer de píe por varios días, hecho que viola sus derechos como ser humano.

Un informe de mayo del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional encontró que 900 personas se acumularon en un espacio diseñado para albergar a 125 personas como máximo.

Otra información que reveló el informe es que los migrantes muchas de las veces no tienen acceso a jabón, pasta de diente o lugares para lavarse las manos o ducharse.

Mientras que los bebés se ven obligados a beber sus alimentos en botellas sin lavar. Tanto adultos como jóvenes y niños están sujetos a aguantar temperaturas frías en los centros de detención.

En cuanto a las muertes de migrantes bajo la custodia de los agentes estadounidense durante la administración de Donald Trump se registran al menos 24, incluidos entre ellos siete niños. 

Por su parte, las separaciones de familias siguen en ascenso, de acuerdo con el informe del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes del Congreso detalló que al menos 30 niños no se han reunido con sus padres.

Esta situación ha sido repudiada por congresista de EE.UU. y activistas de los derechos humanos. La representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, condenó las condiciones de las instalaciones por ser insalubres y deshumanizantes.

La primera protesta que se realizó para exigir el cierre de los centros de detención migratorio, se llevó a cabo el pasado domingo 30 de junio, frente a un centro de detención de ICE en Nueva Jersey.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.