• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Hasta la fecha, el binomio del MAS, integrado por Luis Arce y David Choquehuanca, encabeza las encuestas para ganar los comicios.

Hasta la fecha, el binomio del MAS, integrado por Luis Arce y David Choquehuanca, encabeza las encuestas para ganar los comicios. | Foto: Twitter @MallorcaMas

Publicado 2 mayo 2020


Blogs



La iniciativa aprobada plantea que los comicios, derivados del golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales, se realicen entre el 28 de junio y el 27 de septiembre de este año.

La tensión política se agrava en medio de la emergencia del coronavirus en Bolivia, luego que la presidenta de facto Jeanine Áñez rechazó la aprobación en la Asamblea Legislativa de un nuevo periodo para la realización de las elecciones generales.

LEA TAMBIÉN

Congreso de Bolivia promulga ley para celebrar elecciones en plazo de 90 días

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, anunció que se denunciará ante la comunidad internacional la promulgación de la Ley de Elecciones que realizó la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Eva Copa, el jueves por la noche. 

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) condenó "la actitud irresponsable de los asambleístas que pretenden provocar un (supuesto) genocidio en Bolivia".

Según la ley que la Asamblea Legislativa aprobó y promulgó los comicios deberían efectuarse en los últimos días de julio, según denuncia el oficialismo, que a cambio, defiende un proyecto que le da al Tribunal Constitucional la facultad de decidir la fecha en un plazo que se extiende hasta septiembre.

Sin embargo, la iniciativa aprobada plantea que los comicios, derivados del golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales, se realicen entre el 28 de junio y el 27 de septiembre de este año, propuesta respaldada por la mayoría de los diputados.

El TSE fijará la fecha de los nuevos comicios mediante una resolución expresa de acuerdo con criterios técnicos de ese órgano y científicos para garantizar el ejercicio de los derechos en las mejores condiciones que las circunstancias permitan y no impliquen la propagación de la covidd-19.

Todas las actividades del Calendario Electoral ya realizadas y cumplidas hasta el viernes 20 de marzo de 2020 no podrán ser revisadas ni repetidas, en aplicación del Principio de Preclusión, señala su Artículo cuatro.

La Central Obrera Boliviana respaldó la Ley que fija un plazo máximo de 90 días para realizar las elecciones presidenciales.

La principal central sindical de Bolivia recordó que tras el golpe de Estado en noviembre de 2019, las instituciones del país, con la cooperación de organismos internacionales, promovieron acuerdos para pacificar Bolivia y uno fue la verificación de elecciones en el menor tiempo posible para restablecer la institucionalidad y la democracia.

El Gobierno acusa al Movimiento Al Socialismo (MAS) de querer  “electoralizar” el país en medio de la emergencia, mientras el partido del expresidente Evo Morales responsabiliza a Áñez por la cifra de enfermos y muertos por el nuevo coronavirus.

Los comicios estaban previstos para el próximo 3 de mayo, pero la presencia de la Covid-19 en esta nación suramericana llevó a las autoridades electorales a replantear la fecha.

Tras aprobación de la norma, varios analistas coincidieron en asegurar que la primera reacción del Gobierno debió haber sido esperar los 10 días para devolver la ley sancionada con las observaciones y abrir un debate nacional.

Sin embargo, regresaron la norma casi de inmediato a los legisladores y la respuesta de la Asamblea fue similar,  promulgando  la norma rápidamente.

En tanto, el MAS -mediante un comunicado- recordó que la comunidad internacional, durante la crisis de 2019, llamó al país a realizar elecciones lo antes posible y que por Constitución el plazo son 90 días.

También responsabilizó a la presidenta Jeanine Áñez y a su Gobierno por el número de enfermos y muertos por el coronavirus debido a "su gestión tardía, ineficiente, improvisada y poco transparente", además por la falta de equipos y pruebas para detectar el virus.

El golpe de Estado en Bolivia tuvo lugar el 10 de noviembre del pasado año, cuando Evo Morales, ganador de las elecciones del 20 de octubre, fue obligado a renunciar al cargo de presidente presionado por altos mandos militares.

La crisis política comenzó en torno a los comicios cuando algunos sectores, como los cívicos de Santa Cruz, protagonizaron protestas por un supuesto fraude electoral y por la participación de Evo Morales como candidato presidencial.

Aunque el líder indígena había anunciado en la mañana del domingo 10 de noviembre un llamado a nuevas elecciones, en virtud de ciertas irregularidades denunciadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en el proceso electoral, poco después renunció para evitar un derramamiento de sangre.

Al otro día asumió la presidencia la senadora Jeanine Áñez, cuya autoproclamación generó cuestionamientos sobre la legitimidad de su nombramiento, no obstante fue avalado por la corte constitucional de Bolivia.

Hasta la fecha, el binomio del MAS, integrado por Luis Arce y David Choquehuanca, encabeza las encuestas para ganar los comicios.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.