• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La titular de la cartera de Interiores enfatizó en la pretensión de subvertir el orden constitucional que mueve a los perpetradores de estos planes.

La titular de la cartera de Interiores enfatizó en la pretensión de subvertir el orden constitucional que mueve a los perpetradores de estos planes. | Foto: Ministerio del Interior

Publicado 29 diciembre 2020


Blogs



El intento fue frustrado por las autoridades venezolanas, que prosiguen las operaciones de captura de los implicados.

La Ministra del Interior de Venezuela, Carmen Meléndez, dio a conocer este martes el desmantelamiento de una operación destinada a boicotear la instalación de la Asamblea Nacional recién electa, que debe tomar posesión el próximo 5 de enero.

LEA TAMBIÉN:

Venezuela frustra operación para boicotear instalación de la nueva AN

Dicha operación buscaría también asesinar diputados previo a su toma de posesión, asesinar igualmente al fiscal general Tarek William Saab; y atentar contra empresas estratégicas del Estado.

¿Cuál sería el curso de la operación?

Las investigaciones practicadas hasta el momento han permitido esclarecer que los implicados en el plan tenían tres objetivos: intimidar a la poblacion venezolana, con secuestros, asesinatos y sabotajes, evitar el mandato de la Asamblea Nacional para asumir el 5 de enero y destruir completamente el Poder Legislativo.

Para tal fin, concretamente, habían organizado acciones que incluían el ataque a la hidroeléctrica Guri, la mayor de Venezuela; la refinería de Amuay, también la más importante de ese país; el asesinato de un gobernador, cuya identidad no llegó a definirse; y el atentado contra la vida del jefe del Ministerio Público, Tarek William Saab.

Además, estaba en la hoja de ruta la toma de unidades fronterizas, tanto militares como policiales; la toma del Batallón 825 de armamento "Manuel Toro", gran unidad del estado de Aragua, el asesinato de familiares allegados de altos cargos en el Gobierno y la toma de la propia sede de la Asamblea Nacional.

En el complot estaban involucrados los ciudadanos Ronald Enrique Rivero Flores, alias "Fido Dido" o "El Flaco", capturado el pasado jueves; así como los también ya detenidos capitanes de navío de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Sorany Salazar y Ronald Fernando Rodríguez; Rigoberto Moreno, el exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Edgar García, alias "el Arquitecto Financista", entre otros ciudadanos.

Participación del Gobierno colombiano

Al prestar declaración ante las autoridades venezonlanas, el detenido Rivero Flores expresó que, como parte de sus actividades violentas en contra del Gobierno legalmente constituido en Venezuela, en julio de 2018 acompañó a la exoficial de la FANB y prófuga de la justicia venezolana Laided Salazar en su salida ilegal hacia Colombia.

Ya en ese país, Rivero Flores fue contactado por agentes de inteligencia colombianos, que él mismo identificó como Gerson Rojas Rojas, Miguel y Baltasar, quienes a su vez lo conectaron con los coroneles Julio César Sánchez y Mata Sanguineti, encargados de la labor de inteligencia sobre las instalaciones militares venezolanas, al decir del propio Rivero Flores.

El conocido por "Fido Dido" dio fe también de que el día 21 de diciembre pasado, estuvo presente en una reunión que tuvo lugar en Riohacha, Colombia, en la que participaron los oficiales de inteligencia que inicialmente lo contactaron, además de otras personas, que identificó como Pablo Parada, Alexander Tirado, Víctor Estupiñan y Andrés Roballo, con el objetivo de debatir un nuevo plan relacionado con Venezuela.

Aseguró Rivero Flores que en dicha reunión se pusieron sobre la mesa indicaciones surgidas de un encuentro previo que sostuvieron el líder opositor venezolano Leopoldo López, el actual presidente colombiano Iván Duque; y el expresidente y exsenador de ese país, Álvaro Uribe. Asimismo, se le informó que el opositor venezolano Iván Simonovis sería el encargado de aportar el financiemiento para la operación.

En dicha reunión fue donde, según expresó Rivero Flores, se le instruyeron las acciones contra Guri, Amuay, un gobernador y el fiscal general, como antes quedó mencionado. El objetivo central era crear un clima de destabilización en el país que impidiera la toma de posesión del nuevo Parlamento.

De igual forma, el detenido confesó que los hechos estaban previstos para ser ejecutados entre el 27 de diciembre y el 5 de enero de 2021.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.