• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Uno de los efectos concretos más tangibles de las medidas de presión occidentales sobre China, es el acercamiento entre esa nación y Rusia.

Uno de los efectos concretos más tangibles de las medidas de presión occidentales sobre China, es el acercamiento entre esa nación y Rusia. | Foto: Cancillería china

Publicado 23 marzo 2021


Blogs



La UE y otros países justifican la imposición de sus estándares a China con el pretexto de la "situación" de los uigures.

El intercambio de medidas de presión entre Occidente y China dio otra vuelta de tuerca cuando este lunes la Unión Europea (UE), acompañada de aliados como Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, aplicaron nuevas medidas coercitivas contra personas e instituciones chinas, basándose en las supuestas violaciones a los Derechos Humanos del pueblo uigur.

LEA TAMBIÉN:

Partido Comunista de China anuncia jubileo por su centenario

La respuesta de China no se hizo esperar y, casi al unísono, el gigante asiático dictó medidas de similar corte contra funcionarios y entidades de la Unión Europea.

¿Cuáles son las bases de este conflicto, el más reciente entre Occidente y China? ¿Qué consecuencias pudiera tener?

¿Qué pasa con los uigures?

El pueblo uigur es una de las 56 minorías étnicas oficialmente reconocidas en China. Habitan fundamentalmente en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, con un apoblación estimada de 8 millones de personas.

Occidente acusa a China de mantener a centenares de miles (algunas fuentes hablan de un millón), de miembros de esta etnia confinados en "campos de concentración", con el objetivo de reprimir en ellos su libre pensamiento, en especial sus intensiones separatistas.

Las autoridades chinas, por el contrario, refieren que estas personas asisten a "centros educativos" y que esta medida persigue erradicar manifestaciones de terrorismo que han surgido a partir de hechos de violencia que protagonizaron, hace ya algunos años, elementos separatistas.

Lo cierto es que, sin otro dato fidedigno que conjeturas hechas por diversas fuentes internacionales, países de Occidente, dígase Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, así como el bloque europeo, encontraron en esta cuestión motivo suficiente para justificar más presión sobre China.

El doble estándar de Occidente

El verdadero fin de los actos de Occidente se aprecia en que demandan de China patrones en materia de Derechos Humanos que no cumplen en sus respectivos territorios. No tienen en cuenta, por ejemplo, los crímenes de odio, por cuestiones raciales, feminicidios, entronizados en dichas naciones. Las manifetaciones de tortura, cárceles secretas, detenidos a despecho del debido proceso, tampoco existen cuando se trata de estos países occidentales.

En concreto, la UE incluyó en sus medidas coercitivas al exsecretario del Comité de Asuntos Políticos y Legales de Xinjiang, Zhu Hailun, además de otros tres funcionarios de esa misma región autónoma. Bruselas también incluyó en la lista de sanciones al Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang, al que tildan de "grupo paramilitar".

Estados Unidos anunció, por su parte, medidas de presión contra dos de los funcionarios que también fueron incluidos en la lista de la UE. El Gobierno británico dirigió las suyas contra cuatro funcionarios del Partido Comunista Chino en la región de Xinjiang y la Oficina de Seguridad Pública, mientras Canadá lo hizo contra cuatro funcionarios y una entidad.

China, por el momento, reaccionó contra 10 funcionarios y cuatro entidades de la Unión Europea, considerando que "dañan gravemente la soberanía y los intereses" del país. Al propio tiempo, el gigante asiático acusó a Occidente de difundir maliciosamente mentiras y desinformación sobre el tema de los uigures.

Las autoridades chinas también citaron a las embajadoras de la UE y el Reino Unido a la sede de la Cancillería, al objeto de presentar una protesta formal por lo que consideran una violación de los preceptos internacionales que rigen las relaciones diplomáticas entre los Estados.

¿Qué consecuencias puede tener esta escalada?

Lejos de representar un impedimento real, el intercambio de medidas en sí no tendrá efecto práctico alguno. Representan, eso sí, postulados de política exterior de uno y otro lado. No obstante, sí hay algunas consecuencias que pudieran matizar esta situación.

Pese a las medidas aplicadas, existe preocupación en la Unión Europea por la repercusión que las mismas pudieran tener en el acuerdo comercial alcanzado con China, apenas a finales de 2020.

La portavoz de Comercio de la Comisión Europea, Miriam García, se debatió este martes entre la defensa de las medidas coercitivas y del interés comercial que reviste China: "seguimos convencidos de que su importancia comercial hace que debamos continuar unas relaciones basadas en reglas a nivel multilateral y bilateral ... El interés económico no frenará medidas para defender nuestros valores", fue parte de sus palabras.

Lo que sí parece seguro es que el incremento de la presión sobre la nación asiática ha allanado el camino para que los grandes gigantes de Eurasia, Rusia y China, acorten las distancias en su relación, que cada vez se hace más estrecha.

Las dos naciones, importantes potencias a escala global, se han alineado recientemente para oponer un frente común a las sanciones de Occidente, que ambas enfrentan por igual.

Este martes el canciller de Rusia, Sergei Lavrov, concluye una visita de dos días a China, desde donde expresó su apoyo a ese país en la defensa del principio de no intervención en sus asuntos internos, y expresó su rechazo a las posiciones asumidas la víspera por la UE y demás países occidentales.

Al resumir la visita, los representantes de ambas naciones expusieron su convicción de que es inaceptable la injerencia en asuntos internos de otros países bajo el pretexto de promover su modelo de democracia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.