• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Iván Cepeda denuncia en sus comunicaciones a la ONU y la CIDH las presiones que ejerce el uribismo, presente en el Gobierno colombiano, sobre el caso del senador y expresidente.

Iván Cepeda denuncia en sus comunicaciones a la ONU y la CIDH las presiones que ejerce el uribismo, presente en el Gobierno colombiano, sobre el caso del senador y expresidente. | Foto: EFE

Publicado 12 agosto 2020


Blogs



En comunicación con la ONU este miércoles, el senador denunció posible interferencia de Duque en proceso contra Uribe.

El senador Iván Cepeda informó, en sendas comunicaciones este miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la ONU, en relación con las declaraciones del presidente colombiano Iván Duque respecto a las decisiones de la Corte Suprema de Justicia sobre Álvaro Uribe.

LEA TAMBIÉN: 

Iván Cepeda: No hay persona por encima de la Ley en Colombia

Según Cepeda, en Colombia se estaría llevando a cabo una campaña para interferir y obstruir la independencia judicial de los magistrados de la sala de instrucción de la Corte Suprema.

Para apoyar su información, Cepeda documentó múltiples intervenciones de ministros del Despacho y de otros funcionarios de alto nivel, en las cuales señala que existen evidentes presiones sobre el poder judicial.

En ese sentido, el senador recordó el episodio en el cual el hoy embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, a través de su cuenta de Twitter arremetió contra la Corte Suprema de Justicia por el llamado a indagatoria a Uribe, mientras criticaba el aforamiento de parlamentarios de las antiguas Farc-EP.

Cepeda denunció que el propio presidente Iván Duque, no solo ha expresado su simpatía en relación con Uribe en alocuciones públicas, sino además ha hecho explícito su rechazo frente a la medida de aseguramiento ordenada por la Corte.

Al ser cuestionado por esas afirmaciones, el mandatario ha dicho que las ha realizado en condición de ciudadano, generando con ello confusión en la opinión pública y presionando con sus declaraciones a los magistrados que han tomado las decisiones.

Las comunicaciones fueron dirigidas al relator especial para la Independencia de Jueces y Abogados de la Organización de las Naciones Unidas, Diego García-Sayán, así como al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Paulo Abrão. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.