• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras las acciones, fueron detenidas más de 400 personas involucradas en la asonada, entre militares y civiles.

Tras las acciones, fueron detenidas más de 400 personas involucradas en la asonada, entre militares y civiles. | Foto: El Carabobeño

Publicado 4 mayo 2019

Aunque el movimiento fue sofocado, constituyó la simiente de corrientes patrióticas y antiimperialistas, que eclosionarían 30 años después, el 4 de Febrero de 1992.

El 4 de mayo de 1962 estalló en la ciudad de Carúpano (Sucre, noreste de Venezuela), una rebelión conocida como el Carupanazo, que representó una acción cívico-militar de caracter antiimperialista y revolucionario, que integró a militares progresistas y dirigentes civiles revolucionarios contra el Gobierno de Rómulo Betancourt.

LEA TAMBIÉN:

¿Por qué ocurrió El Porteñazo y qué significó para Venezuela?

El movimiento, dirigido por el Capitán de Corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas, el Mayor Pedro Vegas Castejón y el Teniente Héctor Fleming Mendoza, respondió a las corrientes de crítica antiimperialista y revolucionaria, generadas en el seno de la Fuerza Armada Nacional durante los años sesenta del siglo XX. 

Los insurrectos se alzaron contra el Gobierno nacional ocupando las calles y edificios de la ciudad, el aeropuerto y la emisora Radio Carúpano, desde donde lanzaron un manifiesto a nombre del Movimiento de Recuperación Democrática.

Muchos de sus protagonistas actuaron en el desplazamiento insurgente de buques de guerra, que en la noche del 22 y madrugada del 23 de enero de 1958, resultó crucial, para la definición de sectores indecisos en el levantamiento contra Marcos Pérez Jiménez. 

CARUPANAZO
Foto: VTV

Para 1962, dos bandos se disputaban el poder en el país, el bloque histórico encabezado por Rómulo Betancourt con la alianza AD-Copei y apoyo de Fedecámaras y alto clero, y la izquierda insurgente que proclamaba la liberación nacional y reivindicaciones a favor del pueblo.

El mismo 4 de mayo, en alocución por radio y televisión, Betancourt expuso sus alegatos para repeler la acción, tachándola de “movimiento cubanizado”, al tiempo que atribuyó los hechos a “unos dos o tres (oficiales) influenciados por las doctrinas totalitarias de la extrema izquierda”, lo que le granjearía el favor de los grupos económicos, el alto clero y el Departamento de Estado de EE.UU. 

Finalmente, aunque el movimiento fue sofocado, constituyó la simiente de corrientes patrióticas y antiimperialistas, que eclosionarían 30 años después, el 4 de Febrero de 1992.

El 5 de mayo las tropas gubernamentales tomaron el control de Carúpano y sus alrededores. Fueron detenidas más de 400 personas involucradas en la asonada, entre militares y civiles.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.