• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las medidas tomadas por la administración de Trump hicieron retroceder los avances en materia diplomática entre La Habana y Washington.

Las medidas tomadas por la administración de Trump hicieron retroceder los avances en materia diplomática entre La Habana y Washington. | Foto: EFE

Publicado 19 enero 2021


Blogs



El canciller cubano hizo balance del cuatrienio de políticas de Trump hacia La Habana, vísperas del cambio de gobierno.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, calificó este martes de "fracaso" el intento del saliente gobierno de Estados Unidos de "doblegar" a Cuba durante el mandato presidencial de Donald Trump, que culmina este miércoles 20 de enero.

LEA TAMBIÉN: 

Trump vs. la democracia, Pompeo vs. Cuba

Rodríguez Parrilla hizo referencia a la aplicación de 240 medidas coercitivas unilaterales por parte de Donald Trump y su equipo gobernantes, promulgadas con el propósito de revertir las políticas de acercamiento a la Isla aplicadas en la administración de Barack Obama (2009-2017).

A través de una publicación de Twitter, el ministro de Exteriores cubano dijo que "el gobierno de Trump, al proponerse deshacer el legado Obama/Biden en política exterior, arremetió contra Cuba con particular ensañamiento y con el respaldo de una feroz campaña de difamación".

Trump es el undécimo presidente que, desde 1959, se va de la Casa Blanca sin logar el propósito de acabar con la Revolución Cubana.

No obstante su fracaso, las autoridades de La Habana han denunciado que en los últimos cuatro años, la Casa Blanca desató una persecución financiera destinada a privar de ingresos y nuevas líneas de crédito a La Habana, que incluyó millonarias multas a bancos extranjeros que hicieran operaciones con Cuba, y a su vez reducir la capacidad de adquisición e importación de productos esenciales.

El Gobierno cubano ha denunciado además los esfuerzos de Washington para boicotear e impedir la entrada de combustibles a Cuba, con severas multas a navieras, aseguradoras y buques que participen en estas operaciones de abasteciminento de petróleo, así como la prohibición de entrada a Cuba de cruceros, aviones privados, pequeñas embarcaciones procedentes de Estados Unidos, vuelos chárter, incluidas fuertes restricciones a las visitas de turistas estadounidenses.

A esto se suma la inclusión de 231 empresas cubanas, con fuerte presencia de compañías vinculadas al sector turístico, principal motor económico cubano, en las "listas negras" elaboradas por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Como colofón de la política hostil de Washington hacia La Habana, a menos de dos semanas de concluir su mandato, el gobierno de Estados Unidos incluyó a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, una medida que provocó el inmediato rechazo de importantes líderes y organizaciones internacionales.

Según expertos, estas medidas de última hora van dirigidas a entorpecer un eventual acercamiento a Cuba de la nueva administración que encabeza el presidente electo Joe Biden, quien en su campaña electoral prometió retomar el proceso de normalización de relaciones entre ambos países, iniciado en 2014 durante la presidencia de Obama, de la cual fue vicepresidente, e interrumpido en 2017 con la llegada de Trump a la Casa Blanca.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.