• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El jefe de la Asamblea de las Primeras Naciones Québec-Labrador aseguró que “tiene que haber un compromiso político" para acabar con el racismo.

El jefe de la Asamblea de las Primeras Naciones Québec-Labrador aseguró que “tiene que haber un compromiso político" para acabar con el racismo. | Foto: Twitter @marcialafortune

Publicado 5 octubre 2020


Blogs



La protesta fue la más grande realizada en Québec desde que pasó al nivel de alerta Covid-19 más elevado.

Miles de manifestantes se reunieron en Canadá este fin de semana para exigir el fin del racismo sistémico y condenar la muerte de la indígena Joyce Echaquan.

LEA TAMBIÉN 

Venezuela: Justin Trudeau representa a Trump, no a los canadienses

Echaquan, una mujer del pueblo Atikamekw, filmó al personal de un hospital insultándola y haciendo comentarios degradantes la semana pasada, mientras ella suplicaba ayuda en la institución médica ubicada en Joliette, Québec.

Sobre el hecho, los manifestantes pidieron que el Gobierno de esa región reconozca la existencia de racismo, y tome medidas reales contra la discriminación que enfrentan los pueblos indígenas.

Varios oradores que se dirigieron a la multitud dijeron que el Gobierno tiene herramientas para actuar: el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación y el informe de la Comisión Viens, una investigación provincial sobre la relación entre los pueblos indígenas y ciertos servicios públicos de Quebec. No obstante, señalaron que no se han utilizado dichas herramientas.

La protesta se produjo al tiempo que la ministra de Seguridad Pública, Genevieve Guilbault, anunció que había pedido a la oficina del forense que realizara una investigación pública sobre la muerte de Echaquan.

Asimismo, la directora del Comité Indígena Nacional de Quebec Solidaire, Alisha Tukkiapik, aseguró que “nosotros también somos humanos, también tenemos derechos. A menudo nos llaman 'salvajes', pero mire a la gente que está haciendo esto".

Por su parte, el primer ministro Francois Legualt ha reconocido que existe racismo contra los pueblos indígenas en Québec, pero ha sostenido repetidamente que el racismo sistémico no existe en la provincia. Sin embargo, la activista Mohawk Ellen Gabriel refutó los comentarios, y aseguró que se trata de una prueba más del racismo sistémico.

“(Legault) ignora la historia colonial de Québec y Canadá y debería ser considerado responsable como una de las personas que continúa negando a los pueblos indígenas su dignidad y derechos humanos”, dijo Gabriel.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.