• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Datos oficiales señalan que Noruega y Alemania son los principales donantes al Fondo la Amazonía.

Datos oficiales señalan que Noruega y Alemania son los principales donantes al Fondo la Amazonía. | Foto: Reuters

Publicado 5 junio 2019

Indígenas y ambientalistas aseguran que cambios propuestos por el Gobierno de Brasil para el Fondo Amazonía podría acabar con la iniciativa que nació para frenar la deforestación.

Indígenas y ecologistas brasileños se manifestaron ante la sede del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), ubicado en Río de Janeiro, en contra de los cambios solicitado por el Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, al Fondo Amazonia.

LEA TANBIÉN

Inician construcción de torre gigante en amazonía brasilera para investigar cambio climático

Esta manifestación se da luego de que las autoridades de Brasil anunciaran en el lunes 27 de mayo que el Gobierno brasileño solicitó a Alemania y Noruega (países que aportan casi todo el dinero de este fondo gestionado por un banco público brasileño) que realizaran cambios en las normas que rige el Fondo Amazonia.

Brasil alega que existen inconsistencias en los actuales proceso, pero los indígenas y ecologistas señalan que estos cambios podrían poner fina a la iniciativa que nació para reducir la deforestación.

El objetivo del Fondo Amazonía es “mejorar la gestión de zonas protegidas, controlar y fiscalizar el impacto al medioambiente, promover actividades económicas sustentables y ayudar a la recuperación de áreas degradadas, entre otros fines”.

Pese a esto, el ministerio de Medio Ambiente (MMA), Ricardo Salles, anunció la intención del Gobierno brasileño de modificar tanto el cuerpo gerencial del fondo como su destino, que podría ser utilizado para la expropiación de tierras ocupadas por granjeros en la Amazonía, entre otros objetivos.

El exdirector general del Servicio Forestal, Tasso Azevedo, uno de los creadores en 2008 del Fondo, advirtió que los cambios propuestos por el gobierno afectan el convenio que le dio origen.

Señala que "cada vez que la gente reduce la deforestación, se reduce una cantidad de gases de efecto invernadero, de carbono, en la atmósfera. Fueron muchos millones de toneladas que dejaron de ser emitidas cuando Brasil redujo la deforestación".

Explicó que el Fondo Amazonia fue diseñado y creado con objetivo de reducir la deforestación, y recibe contribuciones de socios internacionales, con donaciones basadas en los resultados obtenidos", por tal razón instó a "seguir las reglas que se acordaron cuando se hizo el contrato".

El Instituto Brasileño de Investigación Espacial (INPE), afirmó que la deforestación se ha disparado durante la administración del presidente Bolsonaro, se registran 739 kilómetros cuadrados (285 millas cuadradas) deforestados durante el mes de mayo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.