• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los candidatos acordaron que en un plazo de dos meses, el viernes 3 de abril, se volverán a reunir.

Los candidatos acordaron que en un plazo de dos meses, el viernes 3 de abril, se volverán a reunir. | Foto: EFE

Publicado 2 febrero 2020





El candidato a la presidencia del partido de extrema derecha Creemos, Luis Fernando Camacho, acusó al ministro del gobierno de facto Arturo Murillo para evitar que apoyen a su candidatura,

Los partidos de derecha en Bolivia fracasaron en consensuar un bloque unificado para contender al partido Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales en las elecciones generales del 3 de mayo.

LEA TAMBIÉN:

Argentina condena detención de exfuncionarios bolivianos

En lo que fue una muestra de la división en las organizaciones políticas conservadoras de Bolivia, los partidos lograron acordar una reunión para abril próximo, entre otros puntos.

La cita, convocada por el Comité Pro Santa Cruz, se caracterizó por el intercambio de  reproches y acusaciones, además los políticos participantes reconocieron que será difícil encontrar un consenso, de acuerdo con reseñas de la prensa local.

Acudieron los candidatos a la presidencia como Jeanine Áñez, de la alianza Juntos; Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); Luis Fernando Camacho, de Creemos; Chi Hyun Chung, de Frente Para la Victoria (FPV), y Jorge “Tuto” Quiroga, de Libre 21.

En la cumbre se registró un intercambio de acusaciones entre el ministro de Gobierno, Arturo Murillo y Camacho sobre el intento de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, para bloquear los apoyos al exlíder cívico, uno de los protagonistas del golpe de Estado contra Morales en noviembre pasado.

En el encuentro, que duro casi seis horas, una de las observaciones que se hicieron fue la postura de Jeanine Áñez de presentarse a la candidata presidencial.

El anunció reciente de la mandataria de facto de presentarse a las elecciones generales reflejó la división entre los partidos de derecha, que apoyaron el golpe de Estado contra Morales en noviembre pasado, y además cada partido presentó a sus propios postulantes.

Al final de la reunión, los candidatos se comprometieron a cumplir cinco puntos, tendientes a no atacarse entre ellos, mantener una campaña "electoral limpia y pacífica", presentar un frente común en la próxima Asamblea Legislativa Plurinacional que resulte electa y transparentar sus recursos, entre otros.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) cuenta con el mayor respaldo en intención de voto (26 por ciento), de cara a las elecciones que se celebrarán el próximo mayo en Bolivia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.