• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La internacionalización de los YPFB juegan un papel estratégico para el desarrollo del país.

La internacionalización de los YPFB juegan un papel estratégico para el desarrollo del país. | Foto: Ministerio de Hidrocarburos

Publicado 1 mayo 2019

La nacionalización de la industria de los hidrocarburos ha posicionado a Bolivia por quinto año consecutivo como el país líder en crecimiento económico dentro de suramérica.

El gas natural es el principal recurso que sostiene la economía de Bolivia, hace 13 años el presidente, Evo Morales, nacionalizó la industria de los hidrocarburos. El sector que en los últimos años logró nuevas inversiones para el país.

LEA TAMBIÉN:

Diez años de cambio en la industria de hidrocarburos de Bolivia

A principios de 2019, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que la nacionalización del sector ha posicionado por quinto año consecutivo a Bolivia como el país líder en crecimiento económico dentro de suramérica.

La industria de los hidrocarburos, nacionalizada el 1 de mayo de 2006, logró durante la última década obtener una renta petrolera cerca de los 10.000 millones de dólares, fortalecer sus inversiones, poner en marcha nuevas empresas e implementar el uso de combustibles verdes en el mercado interno.  

Alcances de la industria de hidrocarburos

1. La renta petrolera acumulda desde el 2015 hasta el 2018 se ubicó en al menos 10.000 millones de dólares, aún cuando el precio internacional de crudo registraba un descenso abismal. “La cifra en 2017 fue de 1.896 millones de dólares mientras que el año siguiente ascendió a 2.281 millones”, precisó el titular del Ministerio de Hidrocarburos.

2. Con la ley de Incentivos se garantiza la continuidad de exploraciones en nuevos Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), fijar contratos petroleros equitativos y regular la indemnización socio ambiental.

3. Con un cuidado especializado las reservas hidrocarburíferas alcanzaron un récord histórico, la empresa canadiense Sproule certificó 10,7 trillones de pies cúbicos (por su siglas en inglés TCF) de reservas probadas de gas natural en Bolivia en agosto de 2018. De acuerdo con el ministro, el potencial del sector se estima cerca de 30 TCF de gas y 750 millones de barriles de petróleo.

4. La exploración y explotación de yacimientos de crudo es otro de los logros de la industria, en los últimos cuatro años se realizó la perforación de 23 pozos, de los cuales 19 fueron priorizados por el Estado para estudiar la cantidad y calidad de los hidrocarburos encontrados.

Actualmente, hay una producción fiscalizada que estima el gas natural en 56,31 millones metros cúbicos por día (MMmcd), y los hidrocarburos líquidos se ubican en 56.360 barriles por día.

5. La industrialización se ha fortalecido con la puesta en marcha de nuevas empresas. Las plantas petroquímicas de amoniaco y urea iniciaron operaciones en octubre de 2017, produciendo unas 240 mil toneladas de urea granulada, una demanda interna que ha sido cubierta y permitió la exportación del recurso a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

6. Uno de los alcances radica en la producción de combustible alternativo o verde, el Gobierno boliviano lanzó al mercado el súper Etanol 92, una gasolina para los vehículos que proporciona mayor potencia y reduce la emisión de dióxido de carbono (CO2), en este sentido se prevé la implementación del combustible súper Etanol 97 y el biodiesel, con los cuales el país aporta a la protección del medio ambiente y mejora las condiciones del sector automotriz.

7. La internacionalización de los YPFB juegan un rol estratégico en desarrollo del país, por lo que la política estatal hidrocarburífera emprende la consolidación del sector con proyectos tecnológicos que permitan la generación de nuevos ingresos, así como también la comercialización y distribución de gas con suramérica, en este sentido el Ministerio de Hidrocarburos recientemente firmó acuerdos con empresas privadas de Brasil.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.