• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Evo Morales responsabiliza a la oposición de ejercer actitudes racistas y discriminatorias.

Evo Morales responsabiliza a la oposición de ejercer actitudes racistas y discriminatorias. | Foto: ABI

Publicado 23 octubre 2019

"Hago un llamado a organismos internacionales a defender la democracia", expresó el mandatario boliviano.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este miércoles que está en curso un golpe de Estado en su contra, orquestado por la oposición de derecha, y refrendó su compromiso de defender la democracia en el país suramericano al asegurar que ganó en las pasadas elecciones generales 

LEA TAMBIÉN:

Así intentan implantar las guarimbas de Venezuela en Bolivia

"Denuncio ante el pueblo boliviano y el mundo que está en proceso un golpe de estado" que ha sido preparado por la derecha con apoyo desde el exterior", indicó Morales en alocución ante medios extranjeros y nacionales.

"Hago un llamado a organismos internacionales a defender la democracia", expresó el mandatario quien compareció este miércoles ante los medios, donde agradeció a los votantes por darle el triunfo en la primera vuelta.

 

En este sentido, Morales aseguró que su triunfo es inobjetable en la primera vuelta debido al gran apoyo que recibe del sector rural de Bolivia.   

Aseguró que el Movimiento al Socialismo (MAS) ganó con más de medio millón de votos, lo cual calificó de un gran triunfo.

"Ganamos con más de medio millón de votos. Es un gran triunfo'" resaltó el mandatario desde la Casa Grande del Pueblo (sede el Ejecutivo), quien añadió: "Hemos garantizado el crecimiento económico, la paz social, la justicia social, la igualdad".

El jefe de Estado también llamó a la población a estar atenta y declaró “estado de emergencia”  y destacó que "hasta ahora hemos aguantado y soportado con paciencia para evitar violencia”.

"No vamos a buscar la confrontación pero vamos a defender la democracia", aseveró Morales quien responsabiliza a la oposición de ejercer actitudes racistas y discriminatorias.

"Quiero decir al pueblo que (estamos) en estado de emergencia y movilización pacífica y constitucional para defender la democracia”, agregó el mandatario.

Morales precisó que los cuestionamientos a los resultados electorales tienen un trasfondo "racista", y denunció que el paro general convocado en diferentes regiones del país "es político y un golpe de Estado".

"No hemos entrado a la confrontación y nunca vamos a entrar a la confrontación", remarcó.

Explicó que el golpe de Estado que se gesta en Bolivia comenzó con la arremetida violenta que intentó frenar el conteo de votos electorales, sin brindar la garantía necesaria al órgano electoral para concluir ese proceso, además de querer posesionar a un presidente ilegítimo.

Destacó que el sector campesino, cuyo voto le dio la victoria en primera vuelta en un conteo rápido que hizo el Tribunal Supremo Electoral, fue el protagonista en la recuperación de la democracia y también resistió las agresiones, internas y externas, provenientes de dictaduras militares y democracias pactadas que ahora buscan desconocer las elecciones generales.

"Entiendo la desesperación de la derecha boliviana que no quiere reconocer el voto indígena, como en el pasado que nunca han reconocido", agregó.

En ese sentido, ratificó que el Movimiento Al Socialismo (MAS) esperará con respeto y paciencia los resultados finales oficiales que emita el Órgano Electoral sobre las elecciones generales del pasado domingo.

Morales también pidió a organismos y personalidades internacionales pronunciarse en defensa de la democracia, cuya consolidación le costó sangre y luto al pueblo boliviano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.