• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El entrenador argentino Marcelo Gallardo aseguró que está consciente de su error, sin embargo, señala que no se arrepiente.

El entrenador argentino Marcelo Gallardo aseguró que está consciente de su error, sin embargo, señala que no se arrepiente. | Foto: Reuters

Publicado 1 noviembre 2018

Luego de que el entrenador Marcelo Gallardo haya infringido la ley en el campo, Conmemol indicó que la Unidad Disciplinaria tiene la última palabra sobre la final de Libertadores. 

La final Copa Libertadores de América, llamada oficialmente Copa Conmebol Libertadores, se encuentra en suspenso aguardando la decisión de la Unidad Disciplinaria sobre la infracción cometida por el entrenador Marcelo Gallardo.

La Conmebol indicó en su red social Twitter que el enfrentamiento entre Boca Juniors y River quedaba sujeta a la decisión de la Unidad Disciplinaria tras el reclamo hacia el entrenador del River. 

De acuerdo con el director jurídico de Grémio, Néstor Hein, Gallardo es "un tramposo". Asegura que el técnico fue suspendido por la Conmebol y aún así "se puso una gorra en la cabeza y al intervalo del juego ingresó al vestuario de River y pasó instrucciones a los jugadores". 

Además, denunció que al estar sancionado no se puede mantener comunicación con los jugadores del equipo y advirtió que acudirá al máximo órgano continental del fútbol para realizar el reclamo correspondiente. 

La Conmebol anunció la suspensión de Gallardo el pasado lunes y determinó el pago de 1.500 dólares por ingresar tarde en la segunda parte del partido de ida contra Gremio, que terminó 0-1 en Buenos Aires.

"Me tomé el atrevimiento de bajar en el entretiempo y hablar con los jugadores porque creía que lo necesitaban y creía que yo también lo necesitaba", manifestó Gallardo. 

Agregó que había incumplido una regla al entrar al vestuario, pero que reconoce su error y lo "asume". "No me arrepiento para nada", subrayó el entrenador argentino. Sin embargo, condenó las acusaciones en su contra, y las catalogó como algo "injusto". 

"Quitan el derecho y la libertad de trabajo", aseguró. Por su parte, Hein reiteró que lo sucedido fue una "irregularidad y deshonestidad". 

>> Boca y River disputarán una final inédita de Copa Libertadores


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.