• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se encuentra lejos el cumplimiento de las 35 metas que prometió Bolsonaro desde el 1 de enero de 2019, cuando asumió la presidencia.

Se encuentra lejos el cumplimiento de las 35 metas que prometió Bolsonaro desde el 1 de enero de 2019, cuando asumió la presidencia. | Foto: Reuters

Publicado 10 abril 2019

Relaciones diplomáticas de Brasil con EE.UU., Israel y otros gobiernos de extrema derecha, apología a la dictadura, reforma del sistema de jubilaciones, presuntos hechos de corrupción, libre posesión de armas, son algunas de las críticas contra el presidente brasileño.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cumple este miércoles 100 días de gestión. La relación con su homólogo de EE.UU., Donald Trump, y la reforma de las jubilaciones - promesa durante su campaña - fueron foco de críticas durante los primeros meses de su Gobierno.

LEA TAMBIÉN:

Lula agradece actos de solidaridad tras primer año en prisión

El pasado 7 de marzo una encuesta de Atlas Político reveló que un 30 por ciento de los brasileños consideran que el Gobierno de Bolsonaro es pésimo, desde la redemocratización de 1985, mientras que el 61 por ciento se decantó por promesas y políticas incumplidas durante su gestión.

Las controversias en las que se ha visto envuelto el presidente del Partido Social Liberal (PSL) son la posesión de armas, la privatización de decenas de aeropuertos, la constitución de un gabinete ejecutivo con militares y figuras de extrema derecha, la conmemoración de los 55 años del golpe militar en Brasil y el acuerdo de instalación de bases militares estadounidenses.

En el ámbito internacional Bolsonaro dejó a un lado las relaciones bilaterales con China, principal aliado comercial del país, y estableció alianzas con mandatarios de gobiernos derechistas, tales como el de Sebastián Piñera en Chile y el del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

Igualmente impulsó junto a otros presidentes de Suramérica la creación del Foro para el Progreso y el Desarrollo en América del Sur (Prosur) con el propósito de eliminar la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El mandatario brasileño se ha visto involucrado en presuntas transacciones financieras ilegales. De acuerdo con el Consejo de Control de Actividades Fiscales (COAF), uno de sus hijos, Flavio Bolsonaro, recibió de parte de su chofer, Fabricio Queiroz, 48 depósitos con un monto de 24.000 dólares en un mes. A Queiroz también se le atribuye el ingreso de dinero a las cuentas de la esposa del presidente.

El juez Sergio Moro, actual ministro de Justicia de Brasil, designado por Bolsonaro, fue quien encarceló precisamente hace un año al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por supuestos hechos de corrupción, nunca comprobados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.