• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La concejal del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Brasil fue asesinada el pasado 14 de marzo de varios disparos en la cabeza.

La concejal del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Brasil fue asesinada el pasado 14 de marzo de varios disparos en la cabeza. | Foto: Divulgação/CMRJ

Publicado 14 abril 2018

Narcotraficantes o policías corruptos son los principales sospechosos del asesinato de la concejala y activista por los derechos humanos de los más humildes de Brasil.

La concejala brasileña Marielle Franco, miembro del partido de izquierda Socialismo y Libertad (PSOL) fue asesinada el 14 de marzo de 2018 de cuatro disparos en la cabeza cuando se retiraba de un evento feminista en el centro de la ciudad de Río de Janeiro.

El vehículo en el que viajaba Franco fue acorralado por un automóvil marca Chevrolet Cobalt, desde el vehículo se efectuaron los disparos y luego los perpetradores huyeron; el conductor Anderson Pedro Gomes también murió.

La Policía Civil descubrió el 16 de marzo que la munición con que fue baleada formaba parte de varios lotes que se vendieron a la Policía Federal de Brasilia (capital) en 2006 y que la munición era original y no fue recargada.

El procurador del Ministerio Público Federal de Río de Janeiro, José María Panoeiro, aseguró en esa misma fecha que la forma en que se produjo la muerte apunta a policías como principales sospechosos.

La policía recogió videos de cámaras de seguridad de tiendas que grabaron el recorrido que hizo el vehículo de Marielle antes de ser tiroteado, los agentes concluyeron que el automóvil donde viajaba Franco fue perseguido por 4 kilómetros hasta el lugar del crimen.

El asesinato de Marielle ocurrió cuando iba a cumplirse un mes de la militarización de Río de Janeiro ordenada por el presidente de facto de Brasil, Michel Temer. 

Una banda de narcotraficantes o policías corruptos son los principales sospechosos de haber cometido el asesinato por el grado de profesionalismo del crimen.

>> Asesinan a líder comunitario y testigo del caso Marielle Franco

La joven política de 38 años destacó como defensora de los derechos humanos, en especial de las mujeres, los afrodescendientes, la comunidad Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) y las personas que hacen vida en las favelas, las zonas de mayor pobreza y violencia en Brasil.

Franco fue abierta detractora de la violencia policial desde el comienzo de su carrera política y rechazó con contundencia la militarización que vive Río. 


 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.