• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Seis de cada diez estudiantes no culminan el nivel secundario en la forma y tiempo estipulado.

Seis de cada diez estudiantes no culminan el nivel secundario en la forma y tiempo estipulado. | Foto: La Izquierda Diario

Publicado 30 marzo 2018

La ministra de Educación de la provincia de Jujuy anunció el cierre cuatro escuelas CEIJA.

Tras la resolución de la ministra Isolda Calsina de cerrar los Centros de Educación Integrada de Jóvenes y Adultos (CEIJA), desde el pasado 26 de marzo se han realizado varias protestas frente al Ministerio de Educación, encabezadas por estudiantes y docentes afectados por el cierre cuatro instituciones en la provincia de Jujuy, al noroeste de Argentina.

La noche de este jueves fueron detenidos varios estudiantes, quienes manifestaban en contra de la resolución del cierre de los CEIJA con un acampe frente a la Casa de Gobierno de Jujuy.

También detuvieron al abogado de los jóvenes, Héctor Huespe, y a la concejal del Partido de los Trabajadores Socialistas-Frente de Izquierda y de los Trabajadores (PTS-FIT), Andrea Gutiérrez, que acompañaban a los alumnos.

Durante la madrugada de este viernes se inició la liberación de los detenidos. Héctor Huespe, abogado de los jóvenes, señaló que “vivimos en un estado de peligro permanente” y en "un estado de violencia institucional sin precedentes”.

¿Qué son los CEIJA?

Los CEIJA son instituciones que ofrecen la posibilidad de finalizar el ciclo escolar secundario a jóvenes y adultos.

En Argentina seis de cada diez estudiantes no culmina el nivel secundario en la forma y tiempo estipulado, por lo que este tipo de centros educativos son una salida para finalizar los estudios y acceder a un trabajo mejor remunerado.

Según voceros del Ministerio fueron detectadas “graves irregularidades que van desde la falta de entrega de títulos hasta ocupación de horas cátedras por personal no docente”.

Por su parte, los docentes y responsables de los CEIJA desmienten tales irregularidades y aseguran que cumplieron con todos los trámites legales y administrativos exigidos por el Ministerio de Educación para su habilitación y normal funcionamiento, además, insisten en que recibieron el aval de los supervisores a finales del ciclo lectivo 2017 para poder seguir funcionando e inscribir para el actual ciclo 2018.

Son cuatro los establecimientos afectados por la decisión ministerial, el de San Salvador de Jujuy, Palpalá, La Quiaca y San Pedro.

La Izquierda Diario

¿Por qué protestan?

Los manifestantes piden que alguien del Ministerio de Educación les ofrezca una respuesta y fundamente el por qué del cierre, además expresan que “es injusto que sea a esta altura del ciclo escolar y cuando ya no pueden hacer nada para cursar en otros lugares cierren las sedes”.

Los estudiantes de estas instituciones exigen seguir con las clases lo antes posible y en un sistema similar al de los CEIJA, el cual les permite terminar la secundaria en dos o tres años.

Los alumnos inscritos en estas instituciones educativas son mayores de 18 años y temen no poder seguir estudiando en el sistema público bien sea por la edad o por la disponibilidad horaria.

Una de las docentes aseguró que “el panorama es oscuro y muchos estudiantes tienen problemas de horarios por su situación laboral o familiar, muchos tienen hijos. Y cuando se quieren reinsertar resulta que no hay turno noche, o no se pueden inscribir en los horarios que ellos pueden, o no dan la modalidad que tenían los CEIJA”.

El pasado martes en el centro educativo para jóvenes y adultos “La Quiaca”, los estudiantes decidieron tomar el edificio como forma de manifestar su rechazo a la medida de la ministra.

Un grupo de estudiantes que permanecen en la sede, iniciaron una huelga de hambre para visibilizar y profundizar las medidas de fuerza.

Otro grupo de estudiantes se encadenó frente a la Casa de Gobierno.

Esta resolución forma parte del plan sistemático de recortes en la educación y salud que inició el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, hace dos años.

El medio local La Izquierda Diario reseña que esta resolución es parte de las medidas ya tomadas durante el 2017 por la ministra Calsina, quien ya había anunciado los cierres de los profesorados de Nivel Inicial, Educación Física y otras 3 especialidades docentes, así como también la ya recurrente imposición de un bajo porcentaje de incremento salarial a todos los trabajadores docentes y estatales de la provincia.

Los jóvenes también denuncian el hostigamiento policial ante las protestas que han realizado, donde fueron empujados por la policía provincial, maltratando también a jóvenes embarazadas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.