• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Zelaya aseguró que mientras fue presidente EE.UU. intentó derrocarlo en varias oportunidades (Foto:Archivo)

Zelaya aseguró que mientras fue presidente EE.UU. intentó derrocarlo en varias oportunidades (Foto:Archivo)

Publicado 30 septiembre 2014

El exmandatario hondureño aseguró que Estados Unidos intentó manejar los asuntos internos del país mientras estuvo en la Presidencia (2006-2009) y al no acceder, la nación norteamericana ejecutó acciones golpistas en su contra en varias ocasiones.

El expresidente de Honduras (depuesto en 2009) y coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, aseguró que el gobierno de Estados Unidos, no ha dejado de interferir en los asuntos internos del país, pues, aplican políticas injerencistas desde que él era jefe de Estado. 

Zelaya explicó que EE.UU. intensificó sus acciones desestabilizadoras durante su mandato por lo que concluyó que quien manda en esa nación es el embajador de Washington. Recordó que cuando ganó la presidencia el secretario de Estado fue el primero que lo llamó y lo invitó a almorzar y tras compartir una comida le entregó un sobre para que lo abriera más tarde en su oficina.

El exmandatario aseguró que el sobre contenía la lista de los ministros que debía nombrar, entre los que se encontraban agentes infiltrados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por su sigla en inglés).

Otro intento de injerencia fue la sugerencia de dar  asilo político para Luis Posada Carriles, a quien Zelaya catalogó de terrorismo por ejercer múltiples intentos de desestabilización en naciones suramericanas. El exjefe de Estado hondureño atestiguó sobre la violación a la soberanía por parte de EE.UU. durante la clausura del Encuentro Latinoamericano Progresista que se lleva a cabo en Ecuador. 

Más tarde, no dar asilo a Posada Carriles, costó la resolución de retirar las concesiones otorgadas a petroleras estadounidenses por administraciones anteriores."Y eso sí es grave porque es meterse con los intereses económicos de los imperialistas", aseveró.

Zelaya recalcó que al no acceder a la injerencia comenzaron a acusarlo de recibir instrucciones del Líder Supremo, Hugo Chávez, argumento que sirvió de coartada para perpetrar el golpe de Estado en 2009. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.