Vínculo entre perro y su dueño es semejante a conexión maternal | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras dos experimentos se comprobó que con el contacto visual entre los perros y sus dueños se eleva la oxitocina en los cerebros de ambos.

Tras dos experimentos se comprobó que con el contacto visual entre los perros y sus dueños se eleva la oxitocina en los cerebros de ambos. | Foto: Internet

Publicado 16 abril 2015

Según una investigación, publicada por la revista “Science”, el fortalecimiento emocional que se produce cuando las madres y sus hijos se miran también sucede entre los perros y sus dueños debido a la liberación de la hormona oxitocina.

Un equipo de investigación de la universidad japonesa Azabu comprobó que el vínculo especial que existe entre un perro y su dueño se debe a un proceso hormonal generado cuando se miran, el cual es similar al de una madre con su hijo.

“El mismo mecanismo de conexión, basado en el aumento de la oxitocina al mirarse, que fortalece los lazos emocionales entre las madres y sus hijos ayuda a regular también el vínculo entre los perros y sus dueños”, dice la investigación, publicada por la revista “Science”. 

Lea aquí: Argentina lanza aplicación para adoptar mascotas

El estudio, que fue liderado por Miho Nagasawa, indica que cuando el hombre y su mejor amigo (el perro) conectan sus miradas se dispara en ambos los niveles de oxitocina en el cerebro, una hormona relacionada con la conducta paternal y maternal, así como con los patrones sexuales.

Los científicos comprobaron este hecho al colocar en una habitación a varios perros con sus dueños y documentaron cada interacción entre ellos durante 30 minutos, tras lo cual midieron los niveles de oxitocina tanto en la orina de los animales como en la de las personas. De esta forma, descubrieron que el contacto visual elevó los niveles de la hormona en los cerebros de ambos.

Lea aquí: Presentarán Ley de Protección Animal en Ecuador

También en otro experimento, los científicos rociaron oxitocina en los hocicos de algunos perros y los colocaron en una habitación con sus dueños y unos desconocidos.

Los perros miraron a sus dueños por más de media hora lo que causó que los niveles de oxitocina crecieran en los dueños de los animales tratados.

Se considera que la oxitocina tiene un papel importante en el reconocimiento y establecimiento de vínculos sociales, así como en la formación de relaciones de confianza entre las personas. Además actúa como neurotransmisor.

No deje de leer: El "Guardián de los animales" en Fukushima


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.