• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las viviendas construidas por el Estado venezolano brindan valor social y no comercial a las ciudades.

Las viviendas construidas por el Estado venezolano brindan valor social y no comercial a las ciudades. | Foto: Desde la plaza.

Publicado 30 diciembre 2015

El pasado 8 de noviembre se celebró el Día Mundial del Urbanismo en más de 30 países. En Venezuela, la Gran Misión Vivienda ha logrado construir ciudades que satisfacen las necesidades de sus habitantes con valor social. 

América Latina se conoce como la segunda región más urbanizada del mundo, con más del 82 por ciento de sus ciudadanos viviendo en ciudades. Millones de personas en el planeta viven el drama de no poseer vivienda, habitan en zonas de alto riesgo y permanecen al margen de los servicios básicos, gracias al cinturón de miseria que ha dejado el capitalismo durante décadas de exclusión y plusvalía. 

En Venezuela, la Gran Misión Vivienda convirtió a este país en una referencia de planificación urbana, que mitiga la centralización, fortalece el humanismo y la convivencia; permite el diseño de infraestructuras en consonancia con los recursos ambientales y transforma las zonas populares en lugares aptos y cómodos con centros de recreación y servicios de salud. 

El programa social fue creado por el comandante Hugo Chávez, para atender principalmente a miles de familias que quedaron damnificadas por las torrenciales lluvias del 2010 y 2011. 

Es así como la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) ha permitido hasta la fecha con la gestión del presidente Nicolás Maduro superar las 700 mil unidades habitacionales, con la meta de entregar la llave un millón en diciembre de 2015. 

Maduro informó el pasado 05 de noviembre, desde la Ciudadela Hugo Chávez, en Yaracuy (centro-norte) que con 17 mil 451 viviendas entregadas allí, “ya estamos elevando la jugada, la partida, ya que en la próxima semana llegaremos a 800 mil y ya nos quedará siete semanas para llegar a las 900 mil  y en diciembre seré el hombre más feliz sobre esta tierra cuando este entregando la llave 1 millón”, dijo. 

La infraestructura de estos edificios está orientada a brindar seguridad, bienestar social, acceso a la educación con la construcción de pre-escolares en las plantas bajas; oportunidad de empleo y producción, debido a que las torres tienen espacios adecuados para bodegas, centros textiles, venta de productos y más. 

Las residencias tienen áreas de parques para los niños, mercados, estacionamiento y transporte particular, referencia arquitectónica el ámbito internacional. 

La GMVV en el Día del Urbanismo revela un esquema de cómo se pueden visualizar, planificar y construir las pequeñas y grandes ciudades, pensando en el equilibrio entre el ser humano, el ambiente, los recursos y el concreto. Estos elementos unidos son los que permiten el éxito del programa. 

Dato-→ Desde el 30 de abril de 2011, la Gran Misión Vivienda Venezuela, mediante un programa especial de viviendas sociales, ha transformado la vida de más de 600 mil familias quienes tienen mejor calidad de vida. Un adecuado urbanismo puede hacer que los individuos se adapten y cooperen fácilmente con la sociedad. 

Es así como Venezuela combate también la descentralización, puesto que en los últimos 30 años, millones de personas emigraron a los centros urbanos más grandes de América Latina, en busca de la mayoría de los puestos de trabajo. Pero, en muchos casos, sobrecargan el sistema de transporte, vivienda y la seguridad de la infraestructura pública.

El proyecto urbanístico Ciudad Caribia, ubicado en la zona montañosa del estado Vargas (Litoral Central) es una muestra de cómo se puede crear una ciudad a partir de la nada, que cuente en su interior con empresas, comedores, escuelas, transporte, medios de producción, sembrado de alimentos (agricultura), recreación y demás proyectos. 

Hoy en día, son las ciudades medianas las que están creciendo rápidamente; en algunos casos, dos o tres veces más que las megaciudades comerciales y capitalistas.

Los complejos construidos en Venezuela por el Estado son muestra de que es posible la planificación de urbanismos de manera ordenada, que presten los servicios adecuados a sus habitantes, sin obligarlos a caminar o a desplazarse por largas distancias. 

El Urbanismo y el medio ambiente

Una planificación urbana sostenible puede mitigar los daños y efectos de los desastres naturales. Por eso, más allá de celebrar todos los 8 de noviembre el Día Mundial del Urbanismo, se busca también crear conciencia para diseñar mejores alternativas de ciudades en consonancia con el equilibrio y el medio ambiente. 

Vea-→ Más 558 mil familias venezolanas hoy tienen viviendas dignas. 

De acuerdo con el geólogo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, Antonio Aretxabal, el conocimiento del medio y su dinámica puede evitar grandes catástrofes.  

A su juicio, las ciudades no se han configurado pensando en el riesgo, y muchas se construyeron en zonas desaconsejadas para edificar en diversas partes del mundo. 

El especialista destacó la necesidad de someter los planes urbanísticos a una evaluación ambiental y a la elaboración de informes sobre, por ejemplo, la existencia de recursos hídricos.

El también geólogo y científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, Miguel Doblas relató que el agua actúa como lubricante entre las fallas y que su ausencia en un determinado urbanismo crea masas compactas fácilmente resquebrajables si se someten a tensión, como ocurrió en el terremoto de la ciudad de Lorca. 

Aquí-→ Arquitecto venezolano premiado por la Bienal Iberoamericana. 

El geólogo detalla que las frecuentes inundaciones dan lugar a nuevos terremotos a corto plazo (como en el caso de Chile) porque al hincharse el acuífero, se incrementa la tensión en la falla. Doblas denuncia en sus estudios la falta de atención de las autoridades en la sismicidad antrópica, la que es causada por el humano. 

Uno de los mayores problemas del ambiente urbano es que tiene una gran cantidad de superficies pavimentadas. Éstas producen escorrentías pluviales que intensifican la erosión, contaminan el agua y pueden causar inundaciones.

Construcción de edificios con materiales originales 

El arquitecto e historiados Miguel Fortea, profesor de la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura de España,  ha planteado que los efectos de la naturaleza afectan al patrimonio histórico. En este sentido, sugiere que los edificios que son afectados por esta causa deben ser reparados con los mismos materiales que fueron construidos en su momento. 

Asegura que las iglesias y demás construcciones antiguas que son reparadas con hormigón armado, menos plástico que el original, y con peso nocivo en sí mismo, son las más propensas a derrumbe en caso de sismos. 

Para la arquitecta venezolana Teresa Guevara, los terremotos no pueden evitarse pero sí su efecto sobre la población. En 2050, dijo, la mayoría de la población del planeta será urbana y vivirá en un modelo de ciudades "productivas", con torres cada vez mas altas y edificios "singulares" que se convierten en un peligro.

La ciudad contemporánea, explicó, es un "producto" difícil de manejar porque suma todas las modificaciones que ha sufrido a lo largo de la historia y responde aleatoriamente ante un terremoto, no como un todo.

El urbanismo permisivo es una variable a tomar en cuenta en zonas de riesgo, el peligro no está en los terremotos, si no en las edificaciones que construye el hombre, aseguró.

Dato-→ El Día del Urbanismo se celebra desde el año 1949, a pedido del Insituto Superior de Urbanismo de la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). 

Sobre el 8 de noviembre

La iniciativa de conmemorar este día surgió del ingeniero argentino Carlos María Della Paolera y consiste en crear la conciencia de habitar en ambientes sanos y gratos con espacios verdes.

Esta fecha pretende recordar acciones necesarias para el bien común como el aumento de parques y zonas recreativas, la remodelación de algunas áreas ciudadanas, la terminación de obras de desarrollo urbano, la descongestión de zonas superpobladas y aquellas medidas que disminuyan la contaminación del aire y del agua.

El hacinamiento es otro factor desencadenante de las catástrofes 

Pero, ¿Qué es el urbanismo?

El urbanismo se encarga de planificar diseños que mejoren la calidad de vida de las personas. Para ello, se requiere la colaboración de todos los habitantes; porque sin la participación de todos no es posible mantener la ciudad limpia, ordenada, saludable y bien cuidada.

El Día Mundial del Urbanismo se celebra en más de 30 países de cuatro continentes. Es un día donde se reconoce y promueve el papel de la planificación en la creación de comunidades sostenibles.

Representa una excelente oportunidad para contemplar la planificación desde una perspectiva global, pues es un evento que apela a la conciencia de los ciudadanos y las autoridades públicas y llama la atención hacia el impacto ambiental que produce el desarrollo de ciudades y territorios.

El urbanismo y el desarrollo

Cada vez más se reconoce el papel estratégico de la planificación urbana en la salud social, psicológica y física de los individuos y de las comunidades. 

Al momento de diseñar las ciudades se debe tener presente siempre la sostenibilidad, de manera que pueda desarrollarse y brindar a sus residentes una vida saludable, divertida y productiva. 

Cuando se habla de sostenibilidad es necesario considerar aspectos claves como el transporte, agua, salud pública, energía y patrimonio natural. 

En relación con el transporte, en la actualidad casi todos los vecindarios están diseñados lejos de las tiendas, obligando a sus habitantes a usar automóvil. 

Esta dependencia a un vehículo se pudiera reducir de forma drástica mediante la creación de vecindarios con distancias reducidas, fáciles de transitar a pie y que brinden acceso a otros medios de desplazamiento como las bicicletas. 

Sobre la salud pública. Hay evidencias que demuestran la relación entre los vecindarios en rápido crecimiento y mal diseñados con la obesidad. Por lo que sería ideal planificar lugares y urbanismos que animen a las personas a caminar o a practicar algún deporte. 

Esto, ayudaría a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad. 

Energía. Una buena planificación urbana puede favorecer la conservación de energía y reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, simplemente cambiando la orientación de la construcción y el paisajismo. Puesto que cada vez es mayor el consumo de electricidad por familia al año.

Naturaleza y alimento. Las características naturales y los ecosistemas proporcionan servicios ecológicos fundamentales como los alimentos, la filtración de sustancias contaminantes y el control de la erosión. Por lo tanto, los barrios deben planificarse de tal manera que protejan y restauren el patrimonio natural en lugar de destruirlos.

Una manera de lograrlo es mediante la creación de parques naturales de conservación.

Dato-→ Los planificadores urbanos encuentran las mejores ubicaciones para los diferentes elementos de una comunidad como los parques, las casas o las tiendas. También se ocupan de problemas como la contaminación acústica y la congestión del tráfico. Normalmente, trabajan para la ciudad o con empresas privadas.

Entre las nuevas alternativas de planificación urbana prevalece la construcción de ciudades que no estén a merced de los automóviles y que no degraden tanto al medio ambiente. 

La idea según los expertos se basa en planificar comunidades que promuevan la cohesión social y fortalezcan la prosperidad económica. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.