• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Grecia ha recibido más de 700 mil refugiados en lo que va de año.

Grecia ha recibido más de 700 mil refugiados en lo que va de año. | Foto: EFE

Publicado 15 diciembre 2015

La CE puede actuar sin la previa aprobación del Consejo de la Unión Europea ni países miembros afectados

La Comisión Europea (CE) espera que este martes se apruebe la medida, que permite fortalecer los controles migratorios, a través de una mayor presencia de efectivos de la Agencia Europea de Fronteras y Guardacostas (Frontex), pese a la posición que ha tenido el Gobierno de Grecia. 

La medida significaría un aumento de seis veces del personal de Frontex, con el objetivo de frenar el paso de refugiados hacia países europeos, el principal destino de quienes en su mayoría, huyen de conflictos armados.

La CE alude que el redoblamiento de la seguridad en las fronteras y el Mar Mediterráneo, corresponde al interés de “resguardar el espacio de Schengen”, el cual plantea la supresión de fronteras entre los miembros de la Unión Europea (UE). 

Lea también: Alemania suscribe acuerdo para reducir flujo de refugiados

“Donde las deficiencias persistan o donde un Estado miembro esté bajo una presión migratoria significativa que ponga en peligro el área Schengen y la acción nacional sea insuficiente o no se prevea, la CE podrá adoptar una decisión de ejecución", propone la CE.

Especialmente, la propuesta de la CE ira enfocada hacia Turquía y Grecia, este último, que por su cercanía a Oriente Medio, donde se vive la peor crisis humanitaria en los últimos diez años, le ha tocado ser el punto de escala de los refugiados.

Alemania ya se ha adelantado a los hechos, con la presentación de un acuerdo por parte de Angela Merkel en la Unión Cristianodemócrata alemana (CDU) “para reducir el flujo de los refugiados” a pesar de que fue el país el cual se comprometió a asumir la mayor cuota del continente europeo (800 mil personas). 

Lea también: 12 mil refugiados en peligro en frontera entre Siria y Jordania

Ante los anuncios del cierre de las fronteras en Macedonia, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, denunció que su país va camino a convertirse en “un depósito de almas”. 

Tsipras aseguró que la medida es ilegal al tiempo que señaló que nadie tiene derecho a decidir quién es refugiado según su nacionalidad. 

Cabe señalar, que más de 2.500 refugiados fueron devueltos en trenes a albergues en Atenas, tras anunciado el cierre de la frontera con Macedonia. 

La respuesta del Gobierno griego ha sido la de establecer un programa, que permita el retorno a los “refugiados económicos” a sus países de origen. 

EL DATO

Un refugiado económico es aquel que huye de su país de origen, por no disponer de fuentes de trabajo que les permita subsistir. 

La situación ha generado una crisis en las calles de la capital griega, donde es fácil observar a cientos de refugiados tomar las plazas como nuevos campos de albergue improvisados. 

A la problemática se le suma que los refugiados se conviertan en víctimas de los traficantes, quienes cobran tarifas entre 1.500 a 2.000 euros por persona, para presuntamente ingresarlos a Europa. 

Lea también: Comisión Europea aborda flujo de refugiados por los Balcanes

Aunada a la medida del cierre de fronteras, la CE abrió procedimientos no solamente a Grecia sino a Italia y Croacia, por no haber registrado a los desplazados en busca de asilo en Europa. 

De acuerdo con la portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud, las normas de la UE obligan al "registro sistemático y toma de huellas dactilares de todas las llegadas".

Con ello suman ocho procedimientos que ha abierto, en los que se encuentra Hungría y Malta. 

En contexto

La medida se podrá implementar sin necesidad de la aprobación del Consejo de la Unión Europea, siendo Bruselas las que aporte los más de 1.500 efectivos de seguridad para que Frontex controle el flujo migratorio. 
Grecia es el país con mayor número de refugiados en la actualidad según un informe de Frontex, que supera las 715 mil personas este año y, según la Comisión Europea, al Viejo Continente han llegado más de un millón 500 mil personas en lo que va de 2015. 
Desde Siria, Afganistán, Irak y Libia se reporta el mayor número de refugiados hacia Europa, quienes huyen del conflicto en sus países, ocasionado por la intervención extranjera de la que ha hecho parte la OTAN, conformada en su mayoría por naciones europeas o, por la expansión del fenómeno terrorista. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.