• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Tribunal de la sentencia  está encabezado por el juez Ramón Trinidad Zelaya.

El Tribunal de la sentencia está encabezado por el juez Ramón Trinidad Zelaya. | Foto: Paraguay

Publicado 18 julio 2016

La lectura se realizará bajo fuertes medidas de seguridad tanto dentro como fuera del Palacio de Justicia.

La sentencia íntegra contra los campesinos acusados en los hechos ocurridos en Curuguaty en 2012, será leída hoy por el Tribunal de Paraguay, que ya condenó a 11 de los implicados.

Fuertes medidas de seguridad se han reforzado dentro y fuera del Palacio judicial de Asunción, la capital paraguaya, donde se dará a conocer la decisión, para lo cual se han desplegado al menos mil 500 policías, ante concentraciones para protestar contra las sentencias, que ya fueron criticadas el pasado lunes y contemplan condenas entre 4 y 30 años de cárcel.

>>Curuguaty: crónica de una condena anunciada

Las protestas continuarán debido a que en esta causa solo hubo acusados por la muerte de seis policías y fue obviado el deceso de 11 labriegos durante los hechos violentos de aquel 15 de junio de 2012.

Uno de los abogados de la defensa, Marcos Shirakawa, explicó a la agencia EFE que la lectura de este lunes servirá para conocer los fundamentos en los que se basa la sentencia contra esas 11 personas.

Añadió que se debe "demostrar por qué se condena a los acusados, a través de las pruebas presentadas, testificales, documentales e instrumentales, y lo que consideró el tribunal para poder condenar".

>>Realizan vigilia en Palacio de Justicia de Paraguay en rechazo a condena de campesinos

En la lectura estarán presentes siete de los once condenados, debido a que cuatro de ellos recuperaron el pasado martes su libertad al cumplir sus penas (cuatro años de prisión) con la reclusión preventiva que mantenían desde el 2012.

En contexto
La masacre de Curuguaty ocurrió en junio de 2012 y causó la muerte de 17 personas de las cuales seis eran policías. El hecho sirvió de excusa para la destitución del presidente de Paraguay, Fernando Lugo. 
El juicio por este caso inició hace un año y resolvió únicamente el fallecimiento de los agentes policiales, mientras que la Fiscalía nunca investigó las muertes de 11 campesinos durante la masacre.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.