• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Temer abogó por una "simplificación tributaria" que permita generar más empleos.

Temer abogó por una "simplificación tributaria" que permita generar más empleos. | Foto: Reuters

Publicado 8 agosto 2017

Pese a sus impopulares reformas laborales y de jubilaciones, el mandatario no electo insistió en la necesidad concretar estas medidas.

El presidente de facto de Brasil, Michel Temer, afirmó este martes que las reformas puestas en marcha por el Ejecutivo dejarán al país "sobre los rieles" para que su sucesor pueda continuar por el camino que conduce al "crecimiento" económico.

Hasta ahora ninguna medida de Temer ha generado crecimiento económico, empleos, ni ingresos, no combatió el hambre ni la miseria. Solo ha propuesto desmontar el sistema de pensiones, la legislación laboral, los derechos de los trabajadores y vender el patrimonio público.

El 71 por ciento de los encuestados rechazó las reformas que ha propuesto y solo el 2 por ciento votaría por él en caso de presentarse a la reelección en 2018.

Sumado a su impopularidad, sus intentos de reformar el mercado laboral y el sistema de pensiones provocaron la primera huelga general ocurrida en Brasil después de 20 años. Afrontó protestas durante todo el año y fue abucheado en la inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro
 

En abril se realizaron protestas en contra de las reformas impulsadas por el Gobierno de Temer. I Foto: EFE.

Temer aseguró que su gobierno era reformista, por lo que "vamos a colocar el país sobre los rieles para que quien llegue (a la presidencia luego de las elecciones de 2018) pueda dar marcha a la locomotora", expresó Temer en la inauguración de Sao Paulo (sur) la Feria de la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave).

Durante su discurso, insistió en que el país necesita las reformas impulsadas por su gabinete, principalmente la de jubilaciones y pensiones que se tramita en el Congreso y tiene el rechazo de los sindicatos y movimientos sociales.

"Hacer una previsión social reformada hoy, es prever el futuro", destacó Temer, quien recordó que el déficit por el pago de jubilaciones y pensiones este año será de 184.000 millones de reales (58.842 millones de dólares) y el año que viene de 205.000 millones de reales (65.558 millones de dólares). 

>> Salvado por la Cámara de Diputados de Brasil, Temer promete seguir con sus reformas

Sobre la reforma laboral, sancionada en julio, Temer manifestó que la aprobación fue lograda "con un diálogo constructivo entre el sector empresarial y el sector sindical" y añadió: "el Legislativo es aliado de mi Gobierno y trabajamos juntos".

Además, realizó un llamado al sector bancario para que respalde los negocios de la industria automotriz, ya que es necesario contar con alguien que crea en la "honestidad de la persona", resaltó. Las ventas de vehículos nuevos en Brasil sufrió una caída en 2016 por cuarto año consecutivo, con más de dos millones de unidades, siendo su peor nivel desde 2006 con 1,93 millones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.