• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 20 septiembre 2016

Pese a no haber sido electo democráticamente por el voto popular, el presidente interino de Brasil indicó en la ONU que el proceso al cual fue sometida la presidenta Dilma Rousseff fue de respeto del orden constitucional. 

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, expresó este martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas su "compromiso inquebrantable con la democracia" en su país tras la destitución de la presidenta democráticamente electa producto del impeachment.

"Brasil acaba de vivir un proceso largo y complejo, dirigido por el Congreso nacional y la Corte Suprema", afirmó Temer al referirse al proceso de destitución que terminó el 31 de agosto pasado cuando fue despojada de su mandato Dilma Rousseff.

>> Se consuma el golpe de Estado: Senado destituye a Rousseff

"He de recalcar que todo tuvo lugar en el absoluto respeto del orden constitucional", manifestó el gobernante brasileño, hecho calificado como un golpe parlamentario por Rousseff.

"Este ejemplo que hemos dado al mundo -insistió-, demuestra claramente que no puede haber democracia sin estado de derecho. Es decir, que las normas se aplican a todos, incluso a los más poderosos".

El proceso que condujo a la destitución de Rousseff, agregó Temer, se está haciendo en medio de una "depuración del sistema político".

Temer es acusado de pedir unos 700 mil dólares en fondos ilegales para financiar campañas electorales de candidatos de su partido. También está implicado en la Operación de Lavado de Autos, esfuerzo anticorrupción que ha visto a docenas de políticos y empresarios sentenciados ante una corte por lavado de dinero, soborno y fraude.

La mandataria electa democráticamente por el pueblo brasileño, Dilma Rousseff, denunció hace un año en la 70° Asamblea General de la ONU, el grave momento por el cual atravesaba su país.

"No puedo terminar mis palabras sin mencionar el grave momento que vive Brasil", afirmaba Rousseff. 

Michel Temer y el expresidente de la cámara de Diputados, Eduardo Cunha, antes de iniciar el proceso de juicio político contra Rousseff ya adelantaban una tentativa de golpe de Estado. 

Temer abrió la lista de oradores ante la Asamblea General de la ONU con un llamado a incentivar la diversidad y creer en el poder del diálogo. 

"Estos principios son más necesarios que nunca, nuestro mundo e incertidumbre en el sistema internacional está sufriendo en lo que podríamos definir como un déficit del orden", dijo Temer. 

>> Los siete primeros días del Gobierno interino de Michel Temer

Instó a hacer frente ante la tragedia de los refugiados y la xenofobia "esta ha vuelto y está ganando terreno, las formas extremas de nacionalismo". 

También defendió la igualdad de género. "Es fundamental que se garanticen los derechos de todos", sin embargo, en los primeros siete días del Gobierno interino de Temer en su nuevo gabinete fue notable la ausencia de mujeres y afrodescendientes hecho que desató críticas no solo en el país, sino en los medios internacionales, que tacharon la decisión del presidente interino como racista e inadecuado. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.