• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Taller de los tejedores de Gualaceo, patrimonio cultural

Taller de los tejedores de Gualaceo, patrimonio cultural | Foto: ElTelégrafo.ec

Publicado 11 julio 2015

Los artesanos de Ecuador manifestaron orgullo porque el Papa argentino halla oficiado una misa con una casulla hecha mediante la técnica de la Ikat.

Los azuayos ecuatorianos, tejedores de Gualaceo, celebraron el martes que el papa Francisco halla vestido una casulla tejida con la técnica milenaria conocida como Ikat, durante la misa oficiada en el Parque Bicentenario, Quito (capital). 

La técnica Ikat fue distinguida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la nación andina en junio de este año, y ha sido un orgullo para los azuayos que por segunda vez un pontífice vista un atuendo confeccionado por los artesanos del municipio Gualaceo.

Carmen Orellana, una tejedora de 60 años, tuvo el privilegio de elaborar la túnica que utilizó el Sumo Pontífice argentino, y recordó además que su padre fue quien hizo la casulla que hace 30 años vistió el papa Juan Pablo II en su visita a la provincia de Cuenca.

Carmen es miembro de la quinta generación de una familia de artesanos que han dedicado su vida a la confección de vestidos (macanas) mediante la técnica milenaria de la Ikat, cuyo significado en español es amarrar. A la edad de 05 años tejía cinturones, luego comenzó tejiendo bufandas, chales y con el tiempo macanas. 

“Ese era nuestro juego, haciendo los nudos, amarrando, tejiendo”, cuenta  Carmen

Ella recibió la distinción oficial junto con habitantes de la comunidad de Bullcay, con la que dijeron esperan más acciones para salvaguardar esta tradición.

DATO »  una macana se elabora con hilado de la lana y el teñiendo los hilos con colores vegetales extraídos de la tierra, el tocte (nogal), cáscaras de frutas, entre otros. “Luego para el tejido utilizamos unos palos con los que hacemos la técnica del ikat”, explica Carmen.
Las herramientas que utilizan soon: un devanador (que sostiene la madeja de hilo), la cúcuta (para preparar la lejía), la caillahua (apreta el hilo) y otros objetos de madera que utilizan para trenzar los hilos y crear las prendas.  La confección de prendas dura entre una y cinco semanas. Las campesinas y mujeres del hogar las usan frecuentemente.

En la comunidad de Bullcay y en el cantón Gualaceo será un día de fiesta el 24 junio, fecha en que fue reconocida su destreza como Patrimonio Cultural. Allí, unas 28 familias se dedican a esta antigua actividad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.