• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lo común es tener un perro o un gato como mascota doméstica, sin embargo, Svetlana y Yuriy Panteleenko decidieron adoptar un oso pardo.

Lo común es tener un perro o un gato como mascota doméstica, sin embargo, Svetlana y Yuriy Panteleenko decidieron adoptar un oso pardo. | Foto: Hispantv

Publicado 1 junio 2016

El oso llegó a sus vidas por casualidad hace 23 años, lo encontraron en muy mal estado en el bosque cuando tenía unos tres meses de vida. 

La pareja rusa Svetlana y Yuriy Panteleenko tienen a un oso pardo por mascota, de 23 años, 2,1 metros de altura y unos 135 kilogramos.

El oso es un animal poco dado a la convivencia con humanos, sin embargo, en este caso vive con el matrimonio desde que era un cachorro y actúa como uno más de la familia. 

Stepan como fue bautizado, está tan domesticado que se sienta con el matrimonio a comer, pasa los tiempos libres viendo la televisión en el sofá y ayuda en la casa regando el jardín. No es agresivo, asegura la pareja.

>> Tener mascotas domésticas es bueno para el corazón

Svetlana afirma que es muy juguetón y dócil, “Él ama a la gente y es un oso muy alegre a pesar de lo que puedan pensar. Nunca nos ha mordido y le encantan los abrazos”.  Tiene su propia habitación en la casa de los Panteleenko y le gusta que le acaricien sus “padres adoptivos”.


Stepan 

Hace 23 años lo encontraron abandonado en el bosque cuando tenía unos tres meses de vida, presuntamente acababa de perder a su madre. Al verlo indefenso decidieron cuidarlo hasta ponerse sano, pero ahí nació una bonita relación que les impidió desprenderse de él. Así que lo adoptaron y lo acogieron en su casa.

Su alimentación consta de una fuente diaria de 25 kilos de alimentos, entre los que hay mucho pescado, verduras y huevos frescos, aunque la pareja confiesa que el plato favorito de Stepan es la avena y una lata de leche condensada. 

 

>> Conozca en qué países es penado el maltrato animal


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.