• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El pueblo sirio cree que el Presidente Al Assad ha podido conservar sus derechos civiles y religiosos.

El pueblo sirio cree que el Presidente Al Assad ha podido conservar sus derechos civiles y religiosos. | Foto: Archivo

Publicado 24 diciembre 2015

Los sirios consideran que al Assad es la mejor opción para ellos y él continuará así en el poder en el futuro, de acuerdo a la opinión recogida en un diario sirio.

El pueblo sirio desea que Bashar al Assad continúe al frente del país, afirma este jueves un artículo del analista David McIlwain, publicado en el portal digital Clearing House y divulgado en Siria.

En el artículo se destaca que el Presidente de Siria hace todo lo posible para evitar que la nación se hunda, aspira a reconstruir la sociedad y lucha por liberarlo de los terroristas mientras que los occidentales tienen una visión radicalmente opuesta.

“Saben que si han sobrevivido y podido conservar sus derechos civiles y religiosos, es gracias a él y no a pesar de él”, dice el artículo sobre lo que piensan los sirios.

Al Assad y los alauíes (corriente del islam) son acusados a menudo en algunos medios occidentales de reprimir a otros grupos religiosos en Siria pero la realidad es otra, Siria es un país con un Estado laico, pero que coopera con todas las religiones y nunca se había visto envuelto en violencias de tipo sectario antes del actual conflicto, subraya el artículo.

“Esto contrasta con la actitud de los grupos armados opositores, incluyendo los considerados presuntamente como "moderados" por los países occidentales, que cometen crímenes contra las minorías religiosas en las zonas que controlan y aspiran a crear una dictadura extremista wahabí”, resalta.

También se destaca que el presidente Al Assad fue elegido en unas elecciones presidenciales y los países del Golfo aliados de Occidente son los regímenes “más brutales y retrógados del mundo en el campo social, político y religioso”.

En ese sentido, pone de ejemplo a Arabia Saudita, una monarquía absolutista donde no hay constitución ni elecciones, ni Parlamento y la fortuna personal de la familia Al Saúd no está separada de los fondos del Estado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.