• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Representantes del Gobierno, FARC-EP y de la ONU supervisarán el cumplimiento del cese al fuego y el abandono de las armas por el grupo insurgente.

Representantes del Gobierno, FARC-EP y de la ONU supervisarán el cumplimiento del cese al fuego y el abandono de las armas por el grupo insurgente. | Foto: EFE

Publicado 31 enero 2017

Los senadores servirán de garantes en el cumplimiento del proceso de desarme, integración, funcionamiento de los puntos y zonas veredales, entre otros puntos.

Una subcomisión del Senado colombiano representada por todos los partidos con asiento en el Congreso, inspeccionará desde este martes la aplicación de los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) en ejecución. 

 

 

Mauricio Lizcano, presidente del Senado, dijo que la delegación estará centrada en cuatro temas: el funcionamiento de los puntos y zonas de transición donde ese grupo insurgente dejará las armas, los asesinatos de líderes sociales y la presencia del Estado en los sitios desocupados por esos guerrilleros.

Los senadores le darán continuidad a la salida de menores de edad de las filas de las FARC-EP, que ocurrirá en los próximos días. Lizcano informó que si es necesario los delegados viajarán a los puestos de desarme y la preparación de sus integrantes que se acoplarán a la vida civil. 

>> Traslado de las FARC-EP a zonas veredales avanza con normalidad

 

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, firmaron el pacto definitivo con el que se comprometieron a terminar la larga confrontación entre ambas partes, el 24 de noviembre de 2016.

Al validarse este pacto por el Parlamento comenzó la ejecución de todo lo consensuado en el llamado período de postconflicto.

>> Niños saldrán de las FARC- EP cuando lleguen a zonas de desarme

Los antiguos combatientes estarán acompañados por un mecanismo tripartito, integrado por representantes del Gobierno, de las FARC-EP y una misión financiada y coordinada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para corroborar el cumplimiento del cese el fuego bilateral y del abandono del armamento en poder de esa guerrilla.

 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.