• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente colombiano reconoció que el alto al fuego es frágil ya que existen más de seis mil personas armadas en todo el país suramericano.

El presidente colombiano reconoció que el alto al fuego es frágil ya que existen más de seis mil personas armadas en todo el país suramericano. | Foto: Reuters

Publicado 8 diciembre 2016

Santos confía en que la Corte Institucional defina una fórmula para aprobar con celeridad en el Congreso el pacto entre el Gobierno y las FARC-EP.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró este jueves que el proceso de desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) es irreversible y que solo un evento extraordinario podría frenarlo.

Santos admitió durante una entrevista a la cadena de noticias France 24 que temía que la incertidumbre sobre el proceso pudiera prolongarse, pero destacó que desde el "Día D", el pasado 2 de diciembre que marcó el inicio del plazo, el desarme y la llegada de los insurgentes a las zonas de concentración ya es “irreversible”.

>> La paz en Colombia es irreversible, afirma presidente Maduro

 

El dato: El acuerdo definitivo de paz entre el Gobierno y las FARC-EP se firmó el pasado 24 de noviembre al término de cuatro años de negociaciones en La Habana (Cuba) y después de que un primer texto alcanzado el 26 de septiembre fuera rechazado en las urnas el 2 de octubre.

>> Santos recibe Nobel de la Paz por impulsar proceso de paz

El mandatario neogranadino viaja este jueves a la ciudad de Oslo (capital de Noruega), para recibir el próximo domingo el Premio Nobel de la Paz y ser reconocido como “defensor de la paz”, según establece el documento del organismo.

Santos apuntó que la ley de amnistía para las FARC-EP “es la primera que puede que sea aprobada tras el visto bueno del Tribunal Constitucional”, y admitió entre otros puntos que todavía debe cerrarse la discusión sobre la elegibilidad política de los insurgentes.

“Todo el proceso está orientado a darles la oportunidad de deponer las armas y de seguir luchando por sus ideas políticas en un marco legal constitucional. Si no les permitimos ser elegidos, el proceso carece de sentido. Todos los procesos de paz permiten a los que entregan las armas participar”, señaló el mandatario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.