• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las mujeres kurdas han emprendido la lucha contra el grupo terrorista Daesh.

Las mujeres kurdas han emprendido la lucha contra el grupo terrorista Daesh. | Foto: marcha.org.ar

Publicado 9 enero 2018

Las tres militantes kurdas fueron asesinadas en París el 9 de enero de 2013 y no ha habido justicia por el crimen hasta hoy. 

Fueron martirizadas en París. Las tres activistas kurdas Sakine Cansız (Sara), Fidan Doğan (Rojbin) y Leyla Şaylemez (Ronahî) fueron asesinadas en la capital francesa el 9 de enero de 2013 y aún no hay una investigación que haya arrojado luces de los autores del crimen y sus implicaciones. 

A sangre fría las mataron. Denuncian el crimen como un mensaje para matar el trabajo de los kurdos dirigido al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). 

Sakine, Fidan y Leyla luchaban por la liberación de las mujeres, la libertad de la juventud, de los pueblos, la paz y diálogo. Daban a la lucha de las mujeres kurdas sentido histórico, voz y vitalidad.

El juicio del caso debía comenzar el 23 de enero de este año, pero el pasado 17 de diciembre murió en un hospital el principal sospechoso del asesinato, Ömer Güney. Aunque estaba en prisión desde el 21 de enero de 2013 no hubo una condena y tampoco se determinó el autor intelectual del asesinato. 

>> Desastre kurdo: la independencia que siempre no fue

Otras dudas surgen. La investigación culminó en mayo de 2015, pero la fecha del juicio fue fijada para 2018, pese a los problemas de salud que aquejaban al supuesto responsables. La muerte de Güney ocurrió en circunstancias también puestas en duda e imposibilita no solo su juzgamiento sino la justicia para las activistas kurdas.

La falta de voluntad para esclarecer el crimen ha quedado en evidencia. Francia no ha demostrado avances, desde Turquía han lanzado una campaña de guerra sucia para deslegitimar a las mártires, mientras las organizaciones internacionales guardan silencio sobre los asesinatos de civiles en el Kurdistán. 

“En la historia del pueblo kurdo, los conspiradores fueron organizados continuamente por los colonos de Kurdistán", denunciaron este martes a través de un comunicado las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) del norte de Siria.

Foto: Reuters  

Asimismo, recuerdan que "en el proceso de las revoluciones populares, muchas mujeres revolucionarias que lucharon por su derecho a la vida libre fueron asesinadas por el enemigo con los métodos más sucios y traicioneros". 

Para ellas, estas tres militantes kurdas y todas las víctimas de estos crímenes son un ejemplo de la determinación, confianza, amor y verdad para llevar adelante las revoluciones y dar libertad a sus ideas. 

Sara, Fidan y Leyla son modelo en Siria, en el pueblo kurdo, en las mujeres que luchan contra el feudalismo, el patriarcado y contra otras formas de dominación. 

“Quienes llevaron a cabo esta masacre tendrán que rendir cuentas", así lo han decidido las Unidades de Protección de las Mujeres, y cada año las mujeres del mundo se reúnen para exigir justicia. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.