• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La lideresa demostrará con hechos la parcialidad de Eduardo Cunha.

La lideresa demostrará con hechos la parcialidad de Eduardo Cunha. | Foto: EFE

Publicado 17 abril 2017

El equipo legal de Dilma Rousseff agregará una declaración del presidente no electo de Brasil, Michel Temer, que confirma lo viciado del proceso en su contra.

La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, presentará este lunes a la Corte Suprema nuevas evidencias del carácter ilícito del impeachment, impulsado en 2016 contra ella, en base a declaraciones del mandatario de facto, Michel Temer.

En una entrevista a TV Band, Temer contó que en 2015 el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aceptó el pedido de abrir un juicio político contra Rousseff solo porque la formación de esta, el Partido de los Trabajadores (PT), no le apoyó en su intento por mantenerse en el cargo.

>> Rousseff: Brasil requiere reparar daño a su democracia

Cunha le confesó a Temer que iba a "archivar todos los pedidos de impeachment contra la presidenta (Rousseff)" porque le prometieron "los tres votos del PT en la Comisión de Ética", que en esa época estudiaba la implicación del jefe de los diputados en la trama corrupta en la estatal Petrobras y su posible suspensión.

"Al día siguiente, veo las noticias diciendo que el presidente del PT y los tres miembros del partido rompían lo dicho y votarían en contra (de Cunha en la Comisión de Ética). Más tarde (Cunha) me llamó y dijo: 'todo aquello que dije, no vale, voy a llamar a la prensa y dar inicio al proceso" contra Rousseff, desveló Temer.

A la postre, Rousseff fue sometida a juicio político bajo la acusación de que violó la ley de responsabilidad fiscal y fue destituida el 31 de agosto de 2016.

>> "Brasil tiene cita con la democracia en 2018", presagia Rousseff

"El Supremo tiene ahora la prueba de que no fueron las irregularidades fiscales las que llevaron a Eduardo Cunha a aceptar el proceso de impeachment, sino la venganza porque ella no cedió a sus chantajes", dijo en un comunicado el abogado José Eduardo Cardozo, exministro de Justicia que representa a Rousseff.

Cardozo indicó que la confesión del presidente no electo de Brasil será incluido en el recurso de amparo, el cual actualmente tramita el Supremo Tribunal Federal (STF), para así demostrar la ilegalidad del proceso que destituyó a la lideresa del PT.

"Si el PT hubiera votado por él (Cunha) en aquella Comisión de Ética, sería muy probable que la señora presidenta (Rousseff) continuara", admitió Temer.

>> Temer asegura que no ha cometido ningún error en su Gobierno


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.