• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La líder socialista se mantiene en alta estima para el pueblo brasileño, pese a la guerra que vive por parte de la derecha de su país.

La líder socialista se mantiene en alta estima para el pueblo brasileño, pese a la guerra que vive por parte de la derecha de su país. | Foto: BBC

Publicado 1 agosto 2016

La mandataria brasileña ve con optimismo un posible plesbicito para salir de la crisis política que vive el país. 

La presidenta de Brasil, separada de su cargo, Dilma Rousseff indicó que solo puede haber una recomposición de la democracia en Brasil a través de la consulta popular. 

En una entrevista a la BBC, la líder brasileña anunció que esta semana lanzará una carta abierta al Senado y al pueblo brasileño comprometiéndose a apoyar un plebiscito para salir de la crisis política si regresa al poder, mediante nuevas elecciones.

>> Dilma declarada inocente por cargos de maniobras fiscales

No asistirá a la ceremonia inaugural 

Recientemente Rousseff decidió no asistir a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos en el estadio de Maracaná, para evitar estar en una posición secundaria respecto al presidente interino Michel Temer, a quien ella acusa de dar un golpe en su contra.

"Estar disputando quién es la autoridad dentro del Maracaná es lo que daría una mala señal, para mí también", sostiene.

"Mi lugar era en la tribuna de honor, no sólo por ser presidenta: porque en esto (los Juegos Olímpicos) quien trabajó fui yo".

>> ¿Qué sigue tras el juicio político de Dilma Rousseff?

En contexto

En mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, por lo que debió separarse de su cargo por un período de 180 días.

Durante este periodo se analizan las pruebas que supuestamente vinculan a la jefa de Estado con presuntas pedaladas fiscales, lo que supone que el Gobierno atrasó sistemáticamente el envío de recursos a los estatales Banco do Brasil, Caixa Económica Federal y Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), cantidades que habrían sido utilizadas para pagar programas sociales en un año electoral.

Esta maniobra de juicio político es interpretada por los analistas como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista, y un atentado feroz contra las políticas sociales. 

El presidente interino, Michel Temer, quien quedó a cargo de la nación, ha llevado a cabo desde los primeros siete días en el Poder una serie de reformas económicas y modificaciones contra la clase trabajadora, movimientos campesinos y hasta contra el sector salud, cultura y educación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.